Etiqueta: blockchain

La Junta apoya el proyecto leonés de criptomonedas de EurocoinPay

La Junta apoya el proyecto leonés de criptomonedas de EurocoinPay

La empresa basa su tecnología en el Blockchain

La Junta de Castilla y León se convierte en el primer organismo político en dar apoyo económico al mundo criptográfico al apoyar el proyecto de la leonesa Eurocoinpay. Así, el Gobierno regional le ha concedido varias subvenciones para continuar desarrollando su tecnología basándose en el Blockchain y las criptomonedas.

Se trata de una iniciativa cofinanciada por la Unión Europea y el Gobierno de España que ofrece a los usuarios la posibilidad de comprar y vender criptomonedas a través de su propio Exchange y también pagar cualquier servicio o producto con la cripto que el usuario desee, desde un café hasta cualquier otro tipo de transacción.

Herminio Fernández de Blas, CEO y fundador de EurocoinPay, pone en valor el apoyo del gobierno de Castilla y León y busca las sinergias para colaborar junto con los sistemas financieros tradicionales y los gobiernos para integrar la tecnología blockchain en un mundo donde cada vez se demanda más dicha tecnología dado que resuelve casos de uso reales para la sociedad.

Apuesta por la tecnología Blockchain

La pasarela de pagos de Eurocoinpay fue la única empresa cripto finalista de los últimos 18 proyectos admitidos el pasado mes de mayo en el Sandbox español y bajo la tutela del Banco de España, un entorno de pruebas que permitirá a la compañía leonesa seguir desarrollando su pasarela de pagos a través de tecnología Blockchain.

“El primer reto de la compañía ha sido el poder facilitar las transacciones con criptomonedas; queríamos que se pudiera emplear para hacer pagos al instante y tuvimos que hacer una bifurcación de Blockchain”, explica Fernández, quien apunta: “es mucho más sencillo ya que se puede hacer desde cualquier dispositivo móvil”.

Fuente: Castilla y León Económica

El objetivo de China en su guerra total contra el bitcoin: proteger al yuan digital y más control de sus ciudadanos

El objetivo de China en su guerra total contra el bitcoin: proteger al yuan digital y más control de sus ciudadanos

Veto a las criptomonedas para salvar el yuan digital.

Pekín ha establecido la prohibición de cualquier actividad relacionada con los criptoactivos, incluyendo los pagos, el trading y la publicidad.

China prohíbe cualquier actividad con activos virtuales para eliminar la competencia del bitcoin y provoca caídas del 6% en su cotización.

China lanzó ayer el episodio definitivo en la guerra que mantiene desde hace tiempo contra las criptomonedas y los criptoactivos al prohibir cualquier actividad relacionada con ellos, incluyendo los pagos, el trading y publicidad. La medida golpeó la cotización del bitcoin y otras altcoins, pero más allá de las caídas puntuales, el anuncio dejó en evidencia la estrategia de Pekín por su propia moneda virtual y disparó de nuevo los interrogantes sobre el futuro de las divisas digitales.
El gigante asiático ha sido durante años refugio de la industria cripto y la cuna de gran parte de la actividad minera a nivel mundial, pero el Gobierno de Pekín decidió subirse a la carrera por el dinero digital y ahora necesita despejar de rivales el camino para que su propia criptodivisa (CBDE), el yuan digital o e-Yuan, sea todo un éxito.
Eso explica en buena medida elanuncio ayer del Banco de la República Popular de China (PBOC) y eso explica también todas las prohibiciones que ha venido estableciendo el país en los últimos años. El pasado mes de mayo, el Gobierno prohibió a las instituciones financieras y de pagos ofrecer servicios relacionados con lo cripto y el minado en su territorio. Antes, en 2013, había prohibido el uso de bitcoin a proveedores de pagos externos; en 2017, la venta de tokens, y en 2019 apuntaron a los exchanges.
«China está protegiendo su yuan digital y no quiere que el resto de monedas descentralizadas supongan ninguna competencia entre sus ciudadanos», explica Herminio Fernández, CEO de Eurocoinpay. Pero además de exterminar a la competencia, el Gobierno chino también busca reforzar el control sobre el flujo del dinero de sus ciudadanos. La opacidad de la industria de los criptoactivos ha permitido a una parte de su población realizar movimientos monetarios al margen de los férreos controles del Ejecutivo y eso es algo que choca con su política proteccionista de los últimos tiempos para paliar el enfriamiento macroeconómico.


ALCANCE GLOBAL
En esta línea, Pekín ha comenzado a distribuir pequeñas cantidades de eYuanes por varias ciudades y baraja, entre otras opciones, la posibilidad de que su moneda digital pueda tener fecha de caducidad para estimular el consumo y la inversión en determinados momentos de debilidad económica.
Pero volviendo al anuncio de ayer del banco central chino, el problema es que su decisión tiene consecuencias de alcance global. Entre otras cosas, la batería de prohibiciones dejó a la industria prácticamente sin capacidad de acción en el gigante asiático.
«De un plumazo, uno de cada siete ciudadanos de la población mundial está ahora oficialmente fuera del
mercado de criptoactivos. Hasta ahora, estos criptoactivos estaban bien establecidos en la región, lo que hace que su exclusión total sea un acontecimiento significativo», apunta Simon Peters, analista experto en criptoactivos de la plataforma de inversión eToro.

Lucha por los 42.000
La más popular de las criptomonedas se desplomó tras anunciarse las prohibiciones y mantuvo toda la sesión una lucha por mantener los 42.000 dólares.
Los expertos creen que perder el soporte de los 40.000 provocaría descensos mayores en el corto plazo.

Lejos de los 3.000
La subida vertiginosa de ethereum en lo que va de año
se vio frenada ayer de manera brusca. La divisa virtual se
dejaba en torno a un 9% al cierre de esta edición y se
alejaba de la simbólica barrera de los 3.000 dólares para aferrarse a los 2.800.

En concreto, el PBOC considera que todas las actividades de negocio relacionadas con las criptodivisas son ilegales y eso incluye servicios de tipo de cambio entre divisas oficiales y criptodivisas, servicios de canje (exchange) entre distintas criptodivisas, la compensación y liquidación de activos como contraparte central, la provisión de información de precios de criptodivisas, la emisión de tokens y las transacciones de derivados ligados a criptodivisas.
Además, no sólo es ilegal proporcionar todos estos servicios por parte de empresas chinas, sino que tampoco los exchanges situados en el extranjero podrán proporcionar esos servicios a residentes chinos.


CAÍDA DEL BITCOIN
La magnitud del anuncio provocó una reacción de pánico inicial entre los inversores que se reflejó de manera instantánea en las principales criptomonedas. El bitcoin, la más popular de todas, perdía en torno a un 6% al cierre de esta edición y luchaba por mantener los 42.000 dólares; ethereum, cuyo comportamiento en 2021 ha sido uno de los más meteóricos, se dejaba casi un 9%, y el resto de divisas virtuales replicaron las pérdidas en magnitudes similares.
«Las prohibiciones chinas podrían suponer un freno a la adopción global de los criptoactivos», advierte Simon Peters. De ahí las caídas de ayer en los mercados y de ahí las incertidumbres de futuro. El riesgo, según los expertos, es que China no sea el único país en adoptar restricciones tan severas y que otros bancos centrales establezcan directrices en esa línea.
«El enemigo del bitcoin son los reguladores y bancos centrales de todo el mundo. Si no hay réplica en otros países, el alcance del anuncio de ayer podría quedar limitado, pero si aparecen otros países en esta línea sí podría producirse un efecto mayor y más preocupante. Si se regula de forma extrema, el bitcoin puede hundirse», advierte Herminio Fernández.
En el peor de los casos, los analistas creen que el bitcoin podría caer de nuevo al nivel de los 20.000 dólares, pero en el mejor de los casos, otros expertos ven también una oportunidad en los descensos. «Ya hemos visto los efectos de China antes. El bitcoin cayó a 30.000 dólares en mayo tras prohibir la minería y los precios se recuperaron», apunta Moisés Santos, experto en activos digitales de Bitpanda España.
«Esta última caída de los precios podría verse como una oportunidad para que los tenedores a largo plazo que no se sientan intimidados, compren en la caída, y sigan construyendo carteras a precios más bajos. Será interesante ver si el nivel de 40.000 dólares mantiene su soporte, ya que una ruptura podría hacer que los precios se desplomen realmente a corto plazo», añade.

Fuente: elmundo.es

El CEO de EurocoinPay cree que es un ataque organizado: “Muchos gobiernos trataron de acabar con Internet y ahora van a por las criptomonedas”

El CEO de EurocoinPay cree que es un ataque organizado: “Muchos gobiernos trataron de acabar con Internet y ahora van a por las criptomonedas”

  • Herminio Fernández, CEO de EurocoinPay, opina que, como antes sucedió con Internet, hay sistemas financieros y países que «han organizado un ataque orquestado» contra las criptomonedas.
  • Afirma que, en la actualidad, entre el 32% y el 33% de lo que consume la minería de bitcoin y otras criptodivisas son energías renovables, “y esa cifra será del 70% u 80% en 10 años”.

Su pasión por el mundo de las criptomonedas y todo lo que tiene que ver con el ecosistema criptográfico se nota desde la primera pregunta. Es Herminio Fernández, CEO de EurocoinPay, que no tiene remilgos en afirmar durante una entrevista con Business Insider España que hay sistemas financieros y países que «han organizado un ataque orquestado contra las criptomonedas”

En los últimos meses son muchas las voces críticas contra el gasto energético y el consumo medioambiental de la minería de monedas virtuales. Lo que ha provocado, entre otros factores, que el precio de bitcoin, ethereum y otras criptodivisas haya entrado en una continuada tendencia bajista. Para Fernández, es algo «parecido a lo que se vivió en los años 90», cuando empezó Internet. El argumento fue que eran 4 frikis. «Muchos gobiernos trataron de acabar con Internet, pero no pudieron, y ahora van a por las criptomonedas».

El directivo asegura que las administraciones se están alarmando porque ven como los bancos van entrando en el sector criptográfico: “Por eso hay tanto interés en crear monedas virtuales públicas que dependan de los bancos centrales. Las criptomonedas devuelven la soberanía del dinero a los ciudadanos”. No ansía el fin del sistema financiero tradicional, sino que sostiene que “ambos modelos son válidos y que se deben buscar sinergias”. 

“De aquí a 10 años, el 70% o el 80% de la minería de bitcoin se hará con energías renovables”

Volviendo al extendido reproche sobre lo perjudicial de bitcoin para el medioambiente, Fernández asegura que el consumo de los mineros de criptomonedas equivale al de un país como España y el 32% o 33% de ese gasto es con energías renovables. Este porcentaje, afirma, “será del 70% o el 80% dentro de 10 años”.

Las criptomonedas tienen un coste, si no, opina, “no serían un buen dinero”. Subraya que, desde 2009, “no ha habido ni una sola transacción fraudulenta de divisas digitales, es decir, que tiene una red de pagos muy segura, que no puede fallar. Por eso hay millones de ordenadores conectados a esa red, que se llama blockchain. Estas máquinas tienen un coste computacional muy alto, y ese es el gran gasto”. Para él, “no hay ni punto de comparación” entre el dinero convencional y las criptomonedas: “Consume mucho más el dinero fiat”. 

Pone el ejemplo del dólar con un intrigante argumento: “El dólar tiene un consumo que es talar el bosque para hacer los billetes y se utiliza química para imprimir los billetes (que contamina los ríos). Además, para que todo el mundo use el dólar está detrás el mayor ejército del mundo. Y el dióxido de carbono que consume este ejército es mayor que el que consume España entera. Muchos países no usarían el dólar si no les obligaran”. 

Fuente: Business Insider

¿Pueden las criptomonedas ser sostenibles y consumir menos energía?

¿Pueden las criptomonedas ser sostenibles y consumir menos energía?

La segunda criptomoneda más conocida, ethereum, abandonará pronto el minado tradicional y lo cambiará por un sistema que consumirá un 99,5% menos.

La red de bitcoin tiene un alto consumo de electricidad, mayor incluso al de muchos países, pero los expertos consultados por Europa Press aseguran que existen formas de reducirlo al cambiar el método de minado.

Sin ir más lejos, la segunda criptomoneda más conocida, ethereum, ya se ha movido en este sentido y pronto abandonará el minado tradicional. Lo cambiará por el sistema llamado «prueba de participación», del inglés proof-of-stake, que consumirá un 99,5% menos.

«La principal solución para reducir el consumo de energía de las criptomonedas es invertir y hacer la transición a mecanismos de consenso y minado más eficientes energéticamente», ha destacado en declaraciones a Europa Press el responsable de Desarrollo de Negocio de South Pole, Mauro Accurso.

Accurso ha señalado que ya existen varias redes blockchain con un impacto ambiental por transacción mucho más bajo y ha defendido que para las que sigan funcionando con mecanismos «proof-of-work» de consenso y minado tradicionales, la solución a largo plazo es «asegurarse de que la energía que utilizan provenga en su totalidad de fuentes renovables».

El consejero de EurocoinPay, Herminio Fernández, coincide con lo señalado por Accurso y ha precisa, en declaraciones a Europa Press, que el minado «proof-of-stake» no consume tanta electricidad porque «no necesita unidades tan potentes de cálculo, son ordenadores «casi» normales».

Lo positivo de esta criptomoneda es su seguridad extrema y, para eso, necesita una red de ordenadores brutal

Herminio Fernández, consejero de EurocoinPay

No obstante, si bien muchos token se están adaptando a esta prueba de trabajo, Fernández no cree que vaya a ser el caso del bitcoin. «Lo positivo de esta criptomoneda es su seguridad extrema y, para eso, necesita una red de ordenadores brutal», ha destacado.

Para el responsable de Bit2me en España, Javier Pastor, la clave no es el cambio del protocolo a ‘proof-of-stake’, sino que lo importante es comprobar de dónde procede esa energía, y recuerda que un 30% de la que se produce a nivel mundial se desperdicia. Además, ha destacado a Europa Press que esta nueva forma de obtener las criptomonedas podría ser menos segura que la que se ha venido utilizando hasta ahora.

Según el Cambridge Center for Alternative Finance (CCAF) de la Universidad de Cambridge, el bitcoin representa el 0,37% de la producción total de electricidad a nivel global y el 0,43% de su consumo.

Si bien en un primer momento estas cifras pueden parecer bajas, la realidad es que toda la red consume más electricidad que Finlandia, Bélgica o Chile, entre otros. Asimismo, podría satisfacer las necesidades de electricidad de la Universidad de Cambridge durante 528 años, entre otros ejemplos.

Su gran consumo es la razón por la que Tesla dejó de aceptar la criptomoneda como método de pago, tal y como explicó su consejero delegado, Elon Musk, a través de una publicación en Twitter.

«Estamos preocupados por el rápido incremento del uso de combustibles fósiles en el minado y las transacciones de bitcoin, especialmente el carbón, que es el que peores emisiones tiene de todos ellos», explicó Musk el pasado 13 de mayo.

El bitcoin representa el 0,37% de la producción total de electricidad a nivel global y el 0,43%, según la Universidad de Cambridge

Además, añadió que si bien las criptomonedas «son una buena idea» y tienen un futuro «prometedor», no puede ser a costa de tener un gran coste para el medio ambiente.

Aunque las comparaciones son preocupantes, la directora de impacto de Portocolom AV, Ana Guzmán, ha explicado a Europa Press que no es fácil saber cuánta energía debería consumir cada industria.

«La respuesta no es fácil, y depende de cómo se considere el papel que las criptodivisas, pueden llegar a jugar en la sociedad», ha señalado, y ha añadido que no se debe confundir el consumo de energía con las emisiones de carbono asociadas a este consumo.

Un informe reciente de Bank of America recuerda que la mayor parte del minado tiene lugar en los países emergentes, sobre todo en China, que concentra dos tercios del minado a nivel global, aunque acaban de prohibir tanto esta actividad como el pago con bitcoin. De lejos le siguen Estados Unidos, Rusia, Kazajistán, Malasia e Irán.

Guzmán pone de relieve que el 39% de la energía utilizada para este minado en China viene de la energía hidráulica por las minas localizadas en Sichuan y Yunnan, y más del doble de la utilizada en USA, según datos del CCAF.

La mayor parte del minado se realiza en países emergentes. China concentra dos tercios del minado mundial

«Conforme más grupos de interés están poniendo el foco en el elevado impacto negativo de la minería de criptodivisas en las emisiones de gases de efecto invernadero, se están llevando a cabo más iniciativas para reducir el impacto ambiental negativo», ha destacado Guzmán, que cree que una vez que la industria madure y en paralelo el uso de energías alternativas a las fósiles se normalice, el uso de las mismas será más y más común.

Un ejemplo de estas iniciativas es el Crypto Climate Accord, que tiene como objetivo que la industria llegue a 100% renovable en 2025 acelerando el despliegue de energía eólica y solar.

Además, están desarrollando un software de código abierto que permitirá que los operadores de la red eléctrica, las empresas de renovables y los productores de cripto puedan trabajar juntos para verificar el origen de la energía, explica Accurso.

Fernández ha incidido en declaraciones a Europa Press que «la comunidad está tomando conciencia de este tema» y que calculan que de aquí a siete u ocho años toda la energía que se consuma en la minería será 100% renovable.

¿Más contaminantes que el oro?

Las criptomonedas se presentan en ocasiones como una alternativa de refugio de valor al oro y algunos analistas han llegado incluso a considerarlas una suerte de «oro digital».

A nivel medioambiental, el responsable de Next Generation e Investigación Económica de Julius Baer, Norbert Rücker, explica en un informe reciente que si se tiene en cuenta el precio actual del bitcoin, comprar una criptomoneda tiene el mismo impacto medioambiental que un vuelo de ida y vuelta de Zurich a Berlín, es decir, 200 kilogramos de CO2.

Por otro lado, la compra de un lingote de oro tiene el mismo impacto que comer una buena hamburguesa o una «fondue» de queso suizo, unos 10 kilogramos de CO2.

Si bien la balanza se inclina más hacia el oro según el análisis de Julius Baer, la situación podría cambiar si lo que se tiene en cuenta es el sistema financiero tradicional en su conjunto.

Pastor ha defendido en este sentido que el coste energético que tiene la red de bitcoin es medible porque se sabe cuánto consumen las máquinas que se utilizan para minar, pero el impacto del conjunto del sistema financiero es imposible de calcular, a lo que se ha de sumar el de las empresas a las que los bancos tradicionales prestan dinero.

Fuente: Forbes

El CEO de Eurocoinpay: “El bitcoin puede bajar hasta los 25.000 dólares, pero luego irá para arriba como un tiro”

El CEO de Eurocoinpay: “El bitcoin puede bajar hasta los 25.000 dólares, pero luego irá para arriba como un tiro”

  • Asegura que las ballenas y los fondos de inversión están muy interesados en que los pequeños inversores suelten sus bitcoins para cogerlos ellos a un precio más barato: “Por eso, el bitcoin seguirá bajando, y después escalará a toda pastilla”.
  • Defiende que el bitcoin no es ninguna burbuja, porque estas caen al suelo cuando se pinchan y esta criptomoneda no. Además, afirma, “las burbujas se producen con activos financieros y el bitcoin es un activo monetario”.

Están siendo semanas complicadas para el bitcoin. Tras alcanzar, allá por mediados de abril de 2021, cifras históricas que rozaban los 65.000 dólares (unos 54.000 euros), en estos momentos –según CoinMarketCap– oscila alrededor de los 36.000 dólares tras una nueva jornada de caídas. Y es probable que vaya a peor, al menos eso es lo que opina Herminio Fernández, CEO de Eurocoinpay, que afirma que el bitcoin puede caer hasta los 25.000 dólares (20.000 euros). Pero calma, que también está seguro de que, después, “irá para arriba como un tiro”. 

El anuncio de que China prohibía bitcoin y el resto de criptomonedas a las instituciones financieras y entidades de pago. Y, antes, el de Tesla informando de que ya no admitiría la criptomoneda como medio de pago para sus coches, son 2 de los motivos que provocaron el hundimiento de bitcoin en las últimas semanas. 

Por si fuera poco, este 4 de junio de 2021, Elon Musk ha vuelto a ejercer el enorme poder que tiene sobre las criptodivisas y, tras un tuit en el que se burla de bitcoin, ha hecho que esta baje hasta los 35.000 dólares, tras cerrar el día anterior en 39.208,77 y alcanzar un máximo de 39.478,95.

https://twitter.com/elonmusk/status/1400620080090730501?s=20

“Las ballenas y los fondos institucionales quieren que los pequeños inversores suelten sus bitcoins para cogerlos ellos”

Algo destacado de este periodo de caída del bitcoin, es que las ballenas (las billeteras digitales que acumulan grandes cantidades de esta criptomoneda) han adquirido muchos bitcoins (han comprado la caída), lo que indica que su barrunto –al igual que el de Fernández– es que volverá la tendencia alcista. 

Un estudio de Chainalysis señala que fueron los pequeños inversores los que, principalmente, decidieron vender bitcoins durante esta crisis, y que esas ballenas (o grandes inversores) adquirieron alrededor de 77.000 (al precio actual serían casi 3.000 millones de dólares).

También apunta en esa dirección el CEO de Eurocoinpay, para argumentar el porqué de la debacle de esta criptomoneda: “Las ballenas y los fondos institucionales quieren comprar bitcoin más barato, es decir, que hay muchos intereses en que los pequeños inversores (‘las manos blandas’) suelten lo que tienen para que lo cojan ellos”. Por ese motivo, matiza, “creó que el bitcoin bajará aún más y después escalará a toda pastilla”. 

A esos inversores pequeños, Fernández –un entusiasta de las criptomonedas– les dice que aguanten, que tengan paciencia, porque “el bitcoin no es ni una burbuja ni una estafa”. En su día, recuerda, “ya estuvo en 20.000, cayó a 3.000 y volvió a subir. Cuando pinchas una burbuja se va a al suelo. Además, las burbujas suceden con los activos financieros y bitcoin es un activo monetario”.

Fuente: Business Insider

Entrevista a Herminio Fernández de Blas, CEO de EurocoinPay, en TRECE TV

Entrevista a Herminio Fernández de Blas, CEO de EurocoinPay, en TRECE TV

Nación Innovación TRECE TV Madrid- con Herminio Fernández de Blas (EurocoinPay) y Alberto Iglesias (D+I)

Programa de Nación Innovación en TRECE Madrid, con la presencia de Herminio Fernández CEO de Eurocoinpay y Alberto Iglesias Periodista y subdirector de Disruptores e Innovadores.

https://www.instagram.com/tv/CJYzjDaI1bU/?igshid=ccgu9ehdvb0l
«Calculo que en 10 años el Bitcoin acabará con el dinero tradicional»

«Calculo que en 10 años el Bitcoin acabará con el dinero tradicional»

Entrevista con Herminio Fernández, fundador de Eurocoinpay.

Herminio Fernández fundó en 2017 Eurocoinpay para ofrecer a todo el mundo la posibilidad de operar con cualquier moneda, incluidas criptos. El experto considera que en un plazo de diez años Bitcoin y su red de pagos terminará imponiéndose

¿Cómo valoras del Bitcoin en estas últimas semanas?

Está siguiendo una tendencia alcista por todos los acontecimientos que están sucediendo, aunque puede que haya un ajuste en el precio. Pero, la tendencia es claramente alcista.

¿Esto confirma que Bitcoin no es una burbuja y sí una consolidación?

Durante mucho tiempo se ha hablado de burbuja o de estafa, pero para que suceda esto no es así. Bitcoin no es un activo financiero, es un activo monetario. Entonces no se puede entrar a valorar como una burbuja. En segundo lugar, cuando se da una burbuja los flujos de caja no coinciden en realidad con la facturación de esa empresa y se hinchan las acciones. Cuando esa burbuja se pincha y se cae eso ya no se mueve, se cae y se queda ahí. Bitcoin en 2017 se fue abajo porque en muy pocos días pasó de 10.000 a 20.000 dólares. La gente ganó tanto dinero que empezó a vender y el activo se fue a 3.800. Pero ahora está marcando máximos históricos. No se puede considerar una burbuja ni mucho menos.

¿Se puede hablar ya de Bitcoin como un medio de utilización de pago?

Bitcoin son varias cosas. Por un lado es una moneda y por otro tiene la red de pagos, llamada Blockchain que suma valor a esta moneda. Bitcoin tiene unas posibilidades de crecimiento inmensas. La gente va invirtiendo como una reserva de valor ganándole terreno al oro. De hecho, cada vez más fondos de inversión e institucionales están valorándolo más.

¿Cuál es la situación de su mercado?

Si valoramos los monederos, la gente que está acumulando Bitcoin, nos damos cuenta que desde hace dos años prácticamente las reservas no se mueven. El 78% de las monedas disponibles hace más de dos años que no se mueven de las carteras. La gente los tiene guardados. Ahora mismo hay unos 3,5 millones disponibles para vender, pero la gente no los vende. Hay escasez de este activo. Si ahora mismo, todos nosotros utilizásemos la red de pagos de Bitcoin, el mundo se ahorraría 700.000 millones de dólares.

¿Qué papel tienen los bancos centrales aquí?

No se puede parar internet, es imposible parar Bitcoin. Son millones de ordenadores conectados a la red de forma descentralizada con código abierto que todo el mundo puede ver. Es algo que no admite censura ni control, la red de Bitcoin no se puede detener. Los bancos centrales no pueden hacer. Lo bueno que tiene esta moneda es que no tiene censura. Una persona que viva en un país con una alta inflación puede guardar el poder adquisitivo de su dinero gracias a Bitcoin. Da protección.

¿Cómo ves el futuro del Bitcoin de aquí a 5 años?

PayPal ya está aceptando Bitcoin, los bancos ya empiezan a permitir a sus clientes comprar y vender esta divisa. Yo calculo que de aquí a diez años acabará con el dinero tal y como lo conocemos hoy en día. Es mucho mejor activo que el oro o la plata. Además, Bitcoin es limitado, tiene unas unidades limitadas, no se puede hacer como hacen los bancos centrales de crear dinero con la máquina mágica. El futuro es bastante prometedor.

¿Cómo valoras que se esté planteando crear el euro digital por parte del BCE?

Los bancos centrales están sacando sus monedas digitales porque el sistema financiero está pidiendo un sistema que permita hacer sus transacciones al instante para poder competir con la red de pagos Blockchain. Ahora mismo se tarda mucho tiempo en hacer una transferencia entre países y hay muchas comisiones de por medio. Además, los bancos centrales buscan aumentar el control de los ciudadanos al digitalizar el dinero para luchar contra la economía sumergida. 

Fuente: dirigentesdigital.com

El precio de Bitcoin alcanza los 20,000 dólares por primera vez en la historia

El precio de Bitcoin alcanza los 20,000 dólares por primera vez en la historia

El precio de Bitcoin acaba de alcanzar los USD 20,000 por primera vez en un hito histórico para la criptomoneda más popular del mundo.

El precio de Bitcoin (BTC) alcanzó los USD 20,000 por primera vez en la historia el 16 de diciembre. El hito histórico se produce poco más de dos semanas después de romper su pico histórico anterior.

Gráfico semanal del par BTC/USD. Fuente: Tradingview

Al mismo tiempo, este repunte es diferente al de 2017 debido a varias razones que podrían ayudar a que BTC se eleve aún más. Estos incluyen la creciente demanda institucional, la creciente percepción entre los inversores de que BTC es una reserva de valor y fundamentos de red más sólidos.

La demanda institucional está impulsando el repunte de Bitcoin

En diciembre de 2017, los datos sugirieron que los inversores minoristas y tradicionales estaban detrás del repunte de Bitcoin. En ese momento, los futuros de BTC en CME acababan de lanzarse y había una falta de vehículos de inversión institucional.

Como tal, el repunte fue impulsado principalmente por inversores minoristas, que se detuvieron abruptamente después de una fuerte liquidación inducida por las ballenas.

Esta vez, las plataformas centradas en inversores institucionales están experimentando un aumento explosivo en la actividad comercial. Por ejemplo, el mercado de futuros de BTC en CME registró un interés abierto de USD 1.27 mil millones, ubicándose justo detrás de OKEx como el segundo más grande en el mercado mundial de Bitcoin.

No es probable que los inversores institucionales inviertan en Bitcoin con una estrategia a corto plazo. Muchos lo ven cada vez más como una reserva digital de valor y una alternativa al oro.

Como Cointelegraph informó anteriormente, el aumento en la prima de Bitcoin Trust de Grayscale sugiere que las instituciones buscan cada vez más exposición a BTC y pagan por encima del precio del mercado spot por el privilegio.

BTC se ve cada vez más como una reserva de valor

Tanto las instituciones como los inversores de alto patrimonio están comenzando a reconocer a Bitcoin como una reserva de valor y un activo de tesorería.

MicroStrategy, la compañía que cotiza en bolsa en Estados Unidos que compró BTC por valor de USD 450 millones a principios de este año, generó una tendencia que ha llevado a otras instituciones a asignar su capital a Bitcoin.

La percepción de BTC como una cobertura contra la inflación y una reserva de valor estable podría hacer que BTC sea atractivo para el sector financiero en general a mediano y largo plazo. Michael Saylor, CEO de MicroStrategy, dijo:

“Bitcoin es el mejor activo de reserva de tesorería del mundo y la red monetaria dominante emergente. Es la solución al problema de la reserva de valor que enfrentan todos los individuos, corporaciones y gobiernos de la tierra. A medida que se difunda esta noticia, el mundo cambiará para mejor».

Al mismo tiempo, el desempeño de Bitcoin ha eclipsado al del oro este año una vez más, así como al del S&P500, a pesar de que el metal precioso y este último rompieron sus propios picos históricos este año.

Rendimiento de BTC vs. Oro vs. S&P500 2020. Fuente: Ecoinometrics

Por lo tanto, no es de extrañar que Wall Street ahora se esté tomando Bitcoin más en serio que en 2017. El 3 de diciembre se reveló más evidencia de esto, cuando el S&P 500 anunció sus planes de implementar sus propios índices de criptomonedas el próximo año.

Los fundamentos de Bitcoin son más fuertes que nunca

Como informó Cointelegraph, los fundamentos de Bitcoin son más sólidos que nunca, ya que la red ahora mueve USD 500,000 por segundo en todo el mundo. En otras palabras, Bitcoin transfiere USD 4.627 mil millones en valor por día.

Tasa de hash de la red Bitcoin. Fuente: Blockchain.com

La red también es diez veces más segura que a fines de 2017, ya que la tasa de hash y la dificultad de minería continúan alcanzando nuevos picos este año. La tasa de hash indica cuánta potencia informática se dedica a validar las transacciones de Bitcoin y asegurar la red.

Fuente: Cointelegraph

La aplicación del IVA, Impuesto sobre la Renta y el Impuesto a los Patrimonios sobre los cripto-activos según la OECD

La aplicación del IVA, Impuesto sobre la Renta y el Impuesto a los Patrimonios sobre los cripto-activos según la OECD

El organismo multilateral OECD publicó un informe desglosando el tratamiento fiscal de los principales impuestos en más de 50 países sobre las criptomonedas.

El organismo para la Cooperación y el Desarrollo Económico «OECD», publicó recientemente un trabajo interesante denominado “Impuestos a las monedas virtuales. Una descripción general de los tratamientos fiscales y cuestiones emergentes de política fiscal“, la cual realiza un análisis exhaustivo de los enfoques y diferencias en los principales tipos de impuestos en más de 50 jurisdicciones objeto del estudio.

Según el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias «CIAT», el informe no formula recomendaciones pero señala algunas ideas aproximadas para que los responsables de la formulación de políticas consideren a los fines de fortalecer sus marcos legales y regulatorios para gravar las monedas virtuales.

Como es de conocimiento público, las monedas virtuales o cripto-activos son un mercado emergente en amplio crecimiento, que ya está llamando la atención no sólo de inversores, sino también de los entes regulatorios en distintas partes del mundo, con el fin de poder establecer un marco regulatorio sobre la actividad que ejercen millones de usuarios en todo el mundo.

La OECD ha alertado que hay una falta de regulación en la materia, debido a la complejidad de definir el tratamiento tributario aplicable a estos activos de manera que cubra sus diferentes facetas.

Veamos un repaso de cómo el informe del organismo multilateral, intenta cubrir estas fallas en los principales impuestos generales como son el Impuesto al Valor Agregado«IVA», Impuesto Sobre la Renta «ISLR» y el Impuesto a los Patrimonios.

Impuesto al Valor Agregado «IVA»

En casi todos los países, el intercambio de monedas virtuales no está sujeto al IVA. Sólo es aplicable en los siguientes casos:

  • Intercambio de monedas virtuales por moneda de curso legal.
  • Provisión de bienes y servicios sujetos a impuestos pagados con monedas virtuales
  • Fuera de la UE, los servicios sujetos a las reglas del IVA como prestación de servicios gravados

Dentro de la UE, el Tribunal de Justicia europeo determinó que las monedas virtuales no son bienes corporales y que las monedas como Bitcoin, constituyen “un medio de pago directo entre los operadores que la aceptan”, por lo que su decisión ha sido responsable hasta ahora del tratamiento fiscal que se aplica actualmente a estos activos.

Se aclara que las operaciones financieras que no tengan finalidad distinta de la de ser un medio de pago, están exentas de la aplicación de la carga impositiva del IVA.

La OECD destaca en este apartado, las dificultades prácticas relativas al tratamiento de estas transacciones alcanzadas bajo las reglas del IVA.

Impuesto Sobre La Renta «ISLR»

El informe destaca que la mayoría de los países estudiados, consideran a las monedas virtuales como una forma de propiedad, por lo tanto, son tratados como activos que generan ganancias de capital.

Algunas pequeñas excepciones, las consideran como generadoras de ingresos comerciales o varios.

En el caso del ISLR, el tratamiento es variado para el conjunto de países estudiados:

  • La mayoría consideran que los intercambios realizados entre monedas virtuales y monedas de curso legal generan un hecho imponible.
  • La mayoría de los países consideran los intercambios entre diferentes tipos de tokens, sujetos a impuestos sobre la renta.
  • La recepción de tokens vía minería ocasiona hecho imponible para la gran mayoría de los países
  • El pago de salarios, servicios o bienes, sigue sin alterarse el tratamiento fiscal de la transacción subyacente
  • El tratamiento fiscal de las transacciones en activos virtuales varía según el contribuyente, siendo la negociación a nivel empresarial la más favorable a posibilidades de deducción por pérdidas.
  • No hay claridad sobre el tratamiento fiscal en el caso de regalos, robos y pérdidas en general de monedas virtuales.

Impuesto a la Riqueza

Al ser considerado como una forma de propiedad, las monedas virtuales en la mayoría de los países estudiados por el organismo, es probable que estén sujetos a impuestos respectivos sobre la riqueza, tal cómo los casos de herencia, donaciones, etc.

Sin embargo, no hay claridad suficiente sobre el tratamiento fiscal de este impuesto en los países objeto de estudio en el informe.

Vale destacar que el informe incluye a las monedas virtuales, tanto a las formas más difundidas de cripto-activos como Bitcoin, Litecoin y Ethereum, así como a las llamadas CBDC, monedas respaldadas por las autoridades públicas.

Fuente: Cointelegraph

Bitcoin, en su pico más alto: así ha logrado esta criptomoneda llegar a valer cerca de 20.000 dólares

Bitcoin, en su pico más alto: así ha logrado esta criptomoneda llegar a valer cerca de 20.000 dólares

  • Está muy cerca de superar los 20.000 dólares. Algunos expertos aseguran que podría llegar a 100.000 $ en 2021. “El blockchain y las criptomonedas van a cambiar el mundo”.
  • Algunos especialistas confían en que el uso el bitcoin se normalice entre la ciudadanía.

En el momento de escribir este artículo, el bitcoin cotizaba a 19.130,0 dólares, según es.investing.com/crypto/. Su máximo histórico se dio en diciembre de 2017 con 19.870,6 dólares. Puede que cuando esté leyendo estas líneas ya lo haya superado. Ha estado muy cerca en los últimos días, pero aún no lo ha logrado.

El 1 de noviembre de 2020, estaba en 13.759,4 dólares. Ergo, en un mes el bitcoin ha crecido un 38%. Si ampliamos la comparación con datos históricos, por ejemplo, a principios de año, vemos que la media en enero de 2020 fue de 9.349,1 dólares, es decir, que la cotización del bitcoin ha subido un 103%.

La criptomoneda más famosa está de dulce y los hay que afirman que este continuo crecimiento no será flor de un día, sino que poco menos que estamos entrando en la era del bitcoin. O, de manera general, en el momento definitivo del asentamiento en la vida cotidiana de las criptodivisas.

El bitcoin alcanzó su máximo histórico en diciembre de 2017: 19.897,4 $.

«La gente empieza a ver las criptomonedas como una forma de devolver la soberanía del dinero a los ciudadanos»

Entre ese grupo de optimistas está Herminio Fernández, CEO de EurocoinPay. Para él, “la gente empieza a ver las criptomonedas como una forma de devolver la soberanía del dinero a los ciudadanos”. Esta explosión del bitcoin tiene bastante que ver con la situación que se está viviendo actualmente: “La gente ha entrado más en Internet, ha tenido curiosidad, ha conocido las criptomonedas… Nosotros hemos aumentado en un 20% las consultas y los registros”.

Apunta también Hernández a que hay pocos bitcoins para vender: “El 74% de los clientes que tienen bitcoin no los mueven de su cartera. Hay 14 millones de bitcoins que en dos años no se han tocado. Esto quiere decir que en el mercado hay sólo unos 3,5 millones de bitcoins dispuestos a ser vendidos. Cuando hay escasez, los activos suben”.

La tercera pata en la que se asentaría este notable crecimiento del bitcoin tiene que ver con la percepción del usuario. Cuando el ciudadano ve que PayPal acepta los pagos con criptomonedas o que los cinco grandes bancos españoles trabajan en la creación del ‘euro digital’, la confianza en las criptodivisas aumenta. “Muchos gobiernos están dejando de comprar activos, como el oro, y se pasan a comprar bitcoin. Sustituirá al dinero”, sostiene el CEO de EurocoinPay.

Criptomonedas, ¿han venido para quedarse?
Criptomonedas, ¿han venido para quedarse?

“El blockchain y las criptomonedas van a cambiar el mundo. Son un regalo”

Fernández está seguro de que definitivamente se ha iniciado el camino para la normalización en el uso de las criptomonedas. “En los 70, la gente decía que lo de los ordenadores era cosa de cuatro frikis. Pasó lo mismo con Internet en los 90 y sucederá igualmente con el blockchain”.

Tanto las criptomonedas como el blockchain “son un regalo que cambiará el mundo”, subraya el especialista. A la lista de características que hacen de las criptomonedas un sector confiable, Fernández suma la capacidad de recuperación del bitcoin: “Llegó a 20.000, cayó a 4.000, y se recuperó. Cuando una burbuja se pincha, se queda a cero, no se recupera, pero al bitcoin no le pasó nada”.

“El bitcoin podría llegar a los 318.000 $ en 2021”

Herminio Fernández es optimista, pero los hay mucho más. En un artículo publicado en Reuters, se asegura que los inversores y los principales fondos de cobertura apuestan a que el valor del bitcoin llegará a los 100.000 dólares en 2021, o sea que se quintuplicará. ”Pasar de 18.000 dólares a 100.000 dólares en un año no es una exageración. He visto al bitcoin subir 10X, 20X, 30X en un año. Así que subir cinco veces no es un gran problema”, considera Brian Estes, director de inversiones del fondo de cobertura Off the Chain Capital.

Éste va más allá, ya que opina que el bitcoin se situará ente los 100.000 dólares y los 288.000 dólares en los últimos meses de 2021. ¿Parece mucho? No para Tom Fitzpatrick, analista técnico de Citi, que barrunta que esta criptodivisa podría subir hasta los 318.000 dólares a finales de 2021. Las razones esgrimidas: su suministro limitado, la facilidad de movimiento y la propiedad opaca.

También hay expertos con posturas antagónicas: “¿Alguien tiene realmente una pista? De ninguna manera”, sentenció Kevin Muir, un operador independiente con sede en Toronto.

Fuente: 20 minutos