Eurocoinpay: «El dinero en efectivo desaparecerá en ocho o diez años»

Eurocoinpay: «El dinero en efectivo desaparecerá en ocho o diez años»

Según el CEO de la plataforma, las criptomonedas acabarán operando en el 90% del mercado

Ante las restricciones por el coronavirus, muchos comercios han apostado por el pago con criptomonedas. Este auge del dinero digital ha provocado cierto temor, por parte de los bancos centrales y los gobiernos, a que las grandes empresas implementen sistemas monetarios paralelos a los soberanos. Incluso algunos expertos señalan que el dólar va a perder su estatus de moneda de reserva mundial y que será sustituido por el bitcoin u otra criptomoneda. ¿Desaparecerá finalmente el dinero en efectivo?

Herminio Fernández, CEO de la plataforma Eurocoinpay, habla con Bolsamanía del desarrollo y las ventajas de esta pasarela de pago, así como de la evolución e importancia de las criptomonedas en el momento actual.

¿Qué papel juegan las criptomonedas en una actualidad marcada por el Covid? ¿Cree que finalmente se implantarán como método de pago definitivo sustituyendo al tradicional?

Las criptomonedas están jugando un papel importante en la actualidad. Es una forma de cobrar, es una forma de pago muy disruptiva y es una forma de evolucionar y de avanzar. Poco a poco van a ir integrándose en el sistema y también van a comer mercado al dinero tradicional y al dinero fiat que conocemos hoy en día.

Los principales bancos centrales del mundo consideran que, en caso de que emitieran una divisa digital propia, debería coexistir con el efectivo. ¿Está de acuerdo?

No, en mi opinión no va a ser así. Primero, porque los bancos centrales, y sobre todo los gobiernos, pretenden eliminar todo el efectivo que hay para poder controlar a todos los usuarios, esto es, poder eliminar el fraude, el blanqueo de capitales y sobre todo el dinero B (dinero negro). Yo creo que, en un plazo corto, entre 8 y 10 años, desaparecerá prácticamente todo el dinero efectivo y aparecerá lo que llaman ahora mismo ‘CBDC’, que son los euros o los dólares digitales que ya están desarrollando todos los bancos centrales, como la Fed (Reserva Federal de Estados Unidos), el Banco Chino y el Banco Central Europeo. Creo, efectivamente, que el dinero en efectivo desaparecerá muy pronto.

Grandes empresas como Facebook quieren ser emisoras de monedas que sirven como medio de pago real. ¿Cree que esto puede romper el statu quo y establecer sistemas monetarios paralelos a los soberanos (los de los bancos centrales y los gobiernos)?

Tanto Facebook como todas las empresas que trabajamos con criptomonedas estamos intentando conseguir un sistema que se complemente con el dinero centralizado que conocemos hoy en día. En esas empresas la propuesta consiste en devolver la soberanía del dinero a los usuarios, algo que se arrebató en 1913 cuando la Fed impuso de forma unitaria el dólar como moneda única. Yo creo que lo que se pretende es descentralizar el poder del dinero. Por tanto, poco a poco estas monedas se irán implementando y se irán complementando con el dinero centralizado de los bancos centrales y de los gobiernos.

El Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) ve un potencial de riesgo en la adopción masiva de las ‘stablecoins’ (entre las principales amenazas, consideran que un amplio uso de ‘stablecoins’ como reserva de valor expondría a sus usuarios a riesgos ante eventuales fluctuaciones en el valor de la moneda). ¿Qué opina sobre estas criptomonedas?

Yo creo que ahora mismo hay una alta volatilidad en el mundo de las criptomonedas. Pero actúan como una buena reserva de valor. Cuando llega una innovación que se quiere implementar como medio de pago, hasta que lo consigue hay una gran fluctuación. Poco a poco, el mundo de las criptomonedas, o por ejemplo bitcoin, le está comiendo ‘market cap’ al oro a un paso agigantado. No supone ningún riesgo para los usuarios porque se pueden refugiar en una ‘stablecoin’, que ya tienen una referencia como valor. Una ‘stablecoin’ siempre está referenciada al dólar, al oro o al euro, y eso es una garantía para cualquier persona que quiere invertir en una reserva de valor. Yo realmente no estoy de acuerdo con que se asume un gran riesgo cuando se empieza a invertir en criptomonedas.

Algunos expertos apuntan que el dólar va a perder su estatus de moneda de reserva mundial y que será sustituido por el bitcoin u otra criptomoneda, ¿usted qué piensa?

Yo creo que tienen razón. Todos sabemos que se están creando dólares sin ningún respaldo. Simplemente es una promesa de pago. Además, se está produciendo una gran inflación que traerá sus consecuencias dentro de poco. El dinero que conocemos hoy en día, el fiduciario, es un dinero que arrastra una montaña inmensa de deuda y que prácticamente ningún país sabe cómo la va a hacer frente. Lo que va a suceder, posiblemente, es que va a haber un reseteo de todo este dinero que conocemos, y que muchos usuarios se van a refugiar y van a confiar más en el bitcoin y en estas monedas que en el dinero fiduciario.

Se habla mucho del bitcoin, pero también hay otras criptomonedas interesantes para los inversores, ¿no es así?

Ahora mismo hay propuestas de valor con monedas importantísimas como puede ser el Zerium y sus contratos inteligentes, o el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) que estamos desarrollando ahora mismo y que, a través de sensores, cualquier persona puede hacer micropagos y nanopagos al echar gasolina o en un supermercado. Estas nuevas monedas son una gran propuesta de valor y yo creo que se van a integrar en el sistema de las criptomonedas.

¿Cuándo cree que se implantará definitivamente esta gran revolución tecnológica (el dinero digital) en el mercado? ¿Estamos ante una revolución más lenta de lo que se pensaba en 2017?

No, yo creo que cuando una nueva tecnología llega requiere su tiempo porque hay un rechazo. Por ejemplo, los monopolios o las empresas que están ya constituidas y llevan mucho tiempo gestionando y controlando ciertos sectores, no ven bien que llegue una innovación o una tecnología que pueda competir con ellos. Pero yo creo que todo eso se va a romper como sucedió en los años setenta. Cuando llegaron los ordenadores se pensaba que solamente eran para jugar y mira lo que son hoy, sin Internet no podríamos ver el mundo. Yo creo que con las criptomonedas ocurrirá lo mismo, que en un plazo de ocho a diez años estarán integradas y estarán operando prácticamente en el 80% o el 90% del mercado.

Fuente: Bolsamania.com

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: