Criptomonedas & Metaverso

Criptomonedas & Metaverso

Muy pocos términos generan tantas expectativas de cara al futuro como criptomonedas y metaverso. El primero capitaliza ya dos billones de dólares, y el segundo podría alcanzar los ocho billones. Expertos consultados por EXPANSIÓN detallan las oportunidades de combinar estos dos mundos con las criptomonedas más favorecidas por un ‘boom’ del metaverso.

Las criptomonedas y el metaverso son dos apuestas de futuro. Pero también de presente, y no solo entre los pequeños inversores. El gigante bancario HSBC compró la semana pasada un terreno virtual dentro del metaverso Sandbox. Unos meses antes JPMorgan ya creó una sala virtual en Decentraland.

La inversión de estos dos grandes bancos va enfocada al medio y largo plazo, aunque sus efectos son evidentes al más corto plazo. La semana pasada la cotización de Sandbox se disparó más de un 20g en menos de 24 horas al conocerse la compra de una propiedad en su metaverso anunciada por HSBC.

Este movimiento alimenta las expectativas de futuro. Simon Peters, analista experto en criptoactivos de eToro, valora que «el hecho de que haya más instituciones importantes que participen en proyectos metaversos de criptoactivos indica que la tecnología continúa su expansión. Aunque todavía está en sus inicios, es probable que un mayor número de adoptantes y el crecimiento del mercado también sean positivos para sus tokens».

Las cifras barajadas para ambos mundos son billonarias. A día de hoy todas las criptomonedas suman una capitalización próxima a los dos billones de dólares, cerca de 1,8 billones de euros. Y con vistas al futuro los analistas de Golman Sachs han estimado el metaverso como un mercado de ocho billones de dólares, unos 7,2 billones de euros.

El «boom» tanto de las criptomonedas como del metaverso ha multiplicado en los últimos tiempos las oportunidades de inversión que combinan ambos mundos. los expertos consultados por EXPANSIÓN ofrecen más pistas para despejar dudas sobre este segmento, en auge, dentro del universo cripto.

Francisco Estrada,CEO de Traders Business School, ayuda a visualizar un concepto abstracto como el metaverso. «Es un mundo virtual basado en la tecnología blockchain. Este espacio que lo abarca todo, permite a los usuarios trabajar y divertirse en un reflejo virtual de escenarios de fantasía y de la vida real, una realidad en línea, que puede incluir desde dragones y ciencia ficción hasta entornos conocidos y prácticos, como centros comerciales, oficinas e incluso hogares».

En palabras de Herminio Fernández, CEO de EurocoinPay, «el metaverso es un mundo virtual al que nos conectaremos utilizando una serie de dispositivos que nos harán pensar que realmente estamos dentro de él, interactuando con todos sus elementos. Será un mundo totalmente nuevo a través de gafas de realidad virtual y otros complementos que nos permitirán interactuar con él, pero de forma totalmente inmersiva, donde tendremos sensores que registren nuestros movimientos físicos para que nuestro avatar dentro de ese metaverso recree exactamente lo mismo que nosotros estamos haciendo».

Su desarrollo aún llevará tiempo. Como apunta Herminio Fernández, «a día de hoy el metaverso es un concepto, una propuesta más que una realidad, y en función de su evolución, puede ofrecernos un gran salto evolutivo de Internet, o también puede quedarse en un fracaso. El objetivo final del metaverso no es ser un mundo de fantasía, sino una especie de realidad alternativa en la que podremos hacer las mismas cosas que hacemos hoy en día fuera de casa, pero sin movernos de la habitación, permitiendo espacios virtuales de interacción social, comercial o entretenimiento».

Aplicaciones

La interconexión entre metaverso y criptomonedas se produce en el momento en que cada uno de estos mundos virtuales genera aplicaciones y servicios, y a su vez, monedas para poder acceder a estos servicios.

«Los metaversos tienen sus propias monedas (tokens) con las que se interactúa dentro de los mismos, para comprar o alquilar propiedades inmobiliarias, pagar por servicios, cobrar por trabajos… A medida que un metaverso tiene más éxito (en número de personas que entran y participan, en transacciones dentro del mismo, etc.), su propia moneda se irá apreciando», explica Daniel Santos, consejero delegado de Woonkly.

Francisco Estrada, de Traders Business School, incide en que «los tokens de metaverso son una unidad de moneda virtual utilizada para completar las transacciones digitales dentro del metaverso. Ya que los metaversos están basados en blockchain, las transacciones en las redes subyacentes son casi instantáneas. Las blockchains están diseñadas para garantizar fiabilidad y seguridad, haciendo del metaverso el entorno perfecto para una economía libre de corrupción y fraude».

Una de las consecuencias de estos mundos virtuales es la creación de nuevos entornos económicos. Daniel Santos señala que en este sentido que «dentro de los metaversos hay sistemas económicos enteros, con gente interactuando, comprando y vendiendo productos y servicios, o adquiriendo terrenos y otros bienes inmobiliarios. Todo funciona utilizando sus propias monedas. Estos tokens se adquieren, principalmente, para se utilizados dentro de los metaversos, aunque también como pura inversión, manteniéndolos a la espera de que, a medida que vayan creciendo, el precio suba».

Criptomonedas del metaverso

El interés inversor por las criptomonedas con mayor exposición al metaverso se ha disparado en los últimos tiempos. Las firmas de inversión han creado sus propios índices con divisas digitales específicas de este segmento, y han incorporado a sus plataformas de negociación nuevas criptomonedas del metaverso. Si en 2021 se popularizaron términos del universo cripto como NFT, DeFi, GameFi, Web3 o DAO, «en 2022 hablaremos sin parar en la esfera tecnológica del metaverso», sostiene Herminio Fernández.

Moisés Santo, experto en activos digitales de Bitpanda, resalta que «el mainstream parece estar aceptando los proyectos basados en metaversos y juegos GameFi (Game Finance) donde cambia el paradigma y puedes ganar dinero jugando (Play 2 Earn), aunque aún está en una fase muy inicial, por lo que habrá que esperar a ver hasta dónde llega la moda, cuándo llega la adopción real y cómo se consolida».

A la hora de concretar criptomonedas, Daniel Santos, de Woonkly, se centra en las más consolidadas del segmento. Explica que «Decentraland (Mana) es la principal», controvertida ya en la 32ª mayor criptomoneda por capitalización bursátil, al rozar los 4.500 millones de dólares, aunque apunta que su primacia se está viendo seriamente comprometida ante el auge en los últimos tiempos de Sandbox (37ª en el ránking con 3.600 millones de dólares). Decentraland (Mana) y Sandbox también son dos de las criptomonedas del metaverso destacadas por Herminio Fernández.

Dentro de este segmento de criptomonedas podría establecerse un subsegmento para incluir los tokens más ligados a los videojuegos blockchain. Daniel Santos señala en este sentido que «en este grupo de metaversos, no podemos olvidar los videojuegos blockchain, ya que muchos de ellos son, al fin y al cabo, mundos virtuales que ya tienen una grandísima adopción. El mayor es Axie Infinity (45ª en el ránking con 3.150 millones de dólares), y añade otra opción más emergente como Thetan Arena, con una capitalización mucho más reducida, y en el puesto 335ª de las mayores criptomonedas.

A esta lista de tokens asociados a los videojuegos blockchain Herminio Fernández incluye a Gala (59ª del ránking) y a Enjin Coin (73ª del ránking). Ethereum, Ceek, Chromia, Waxp y Wild completan las criptomonedas destacadas por el consejero delegado de EurocoinPay.

Francisco Estrada, CEO de Traders Business School, plantea otras tres opciones DeFi Degen Land «es el token nativo del proyecto del metaverso homónimo. Se utiliza para comprar bienes, NFT del juego, votar por el futuro del metaverso DDL y ganar recompensas». En sus momentos de mayor boom llegó a tener «crecimientos de más del 450% en menos de una semana», y augura que DeFi Degen Land podría ser «una de las criptomonedas del metaverso con mejor rendimiento».

La segunda alternativa sería Vibe, «un token de la red ERC-20 totalmente descentralizado e inmutable. Su utilidad es comprar bienes y servicios digitales en el ecosistema Vibe». Al igual que la anterior, «llego a tener subidas de más del 300% en una semana».

La tercera opción planteada por Francisco Estrada es Jade, «un token BEP-20 diseñado para transacciones rápidas a través del Binance Smart Chain» y que cobró mayor notoriedad gracias a un «acuerdo para asociarse con el exchange del metaverso MetaCex».

Fuente: Expansión

Aclaración: La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada uno hacer su debida investigación antes de tomar una decisión.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: