Categoría: Economía

La Junta apoya el proyecto leonés de criptomonedas de EurocoinPay

La Junta apoya el proyecto leonés de criptomonedas de EurocoinPay

La empresa basa su tecnología en el Blockchain

La Junta de Castilla y León se convierte en el primer organismo político en dar apoyo económico al mundo criptográfico al apoyar el proyecto de la leonesa Eurocoinpay. Así, el Gobierno regional le ha concedido varias subvenciones para continuar desarrollando su tecnología basándose en el Blockchain y las criptomonedas.

Se trata de una iniciativa cofinanciada por la Unión Europea y el Gobierno de España que ofrece a los usuarios la posibilidad de comprar y vender criptomonedas a través de su propio Exchange y también pagar cualquier servicio o producto con la cripto que el usuario desee, desde un café hasta cualquier otro tipo de transacción.

Herminio Fernández de Blas, CEO y fundador de EurocoinPay, pone en valor el apoyo del gobierno de Castilla y León y busca las sinergias para colaborar junto con los sistemas financieros tradicionales y los gobiernos para integrar la tecnología blockchain en un mundo donde cada vez se demanda más dicha tecnología dado que resuelve casos de uso reales para la sociedad.

Apuesta por la tecnología Blockchain

La pasarela de pagos de Eurocoinpay fue la única empresa cripto finalista de los últimos 18 proyectos admitidos el pasado mes de mayo en el Sandbox español y bajo la tutela del Banco de España, un entorno de pruebas que permitirá a la compañía leonesa seguir desarrollando su pasarela de pagos a través de tecnología Blockchain.

“El primer reto de la compañía ha sido el poder facilitar las transacciones con criptomonedas; queríamos que se pudiera emplear para hacer pagos al instante y tuvimos que hacer una bifurcación de Blockchain”, explica Fernández, quien apunta: “es mucho más sencillo ya que se puede hacer desde cualquier dispositivo móvil”.

Fuente: Castilla y León Económica

El objetivo de China en su guerra total contra el bitcoin: proteger al yuan digital y más control de sus ciudadanos

El objetivo de China en su guerra total contra el bitcoin: proteger al yuan digital y más control de sus ciudadanos

Veto a las criptomonedas para salvar el yuan digital.

Pekín ha establecido la prohibición de cualquier actividad relacionada con los criptoactivos, incluyendo los pagos, el trading y la publicidad.

China prohíbe cualquier actividad con activos virtuales para eliminar la competencia del bitcoin y provoca caídas del 6% en su cotización.

China lanzó ayer el episodio definitivo en la guerra que mantiene desde hace tiempo contra las criptomonedas y los criptoactivos al prohibir cualquier actividad relacionada con ellos, incluyendo los pagos, el trading y publicidad. La medida golpeó la cotización del bitcoin y otras altcoins, pero más allá de las caídas puntuales, el anuncio dejó en evidencia la estrategia de Pekín por su propia moneda virtual y disparó de nuevo los interrogantes sobre el futuro de las divisas digitales.
El gigante asiático ha sido durante años refugio de la industria cripto y la cuna de gran parte de la actividad minera a nivel mundial, pero el Gobierno de Pekín decidió subirse a la carrera por el dinero digital y ahora necesita despejar de rivales el camino para que su propia criptodivisa (CBDE), el yuan digital o e-Yuan, sea todo un éxito.
Eso explica en buena medida elanuncio ayer del Banco de la República Popular de China (PBOC) y eso explica también todas las prohibiciones que ha venido estableciendo el país en los últimos años. El pasado mes de mayo, el Gobierno prohibió a las instituciones financieras y de pagos ofrecer servicios relacionados con lo cripto y el minado en su territorio. Antes, en 2013, había prohibido el uso de bitcoin a proveedores de pagos externos; en 2017, la venta de tokens, y en 2019 apuntaron a los exchanges.
«China está protegiendo su yuan digital y no quiere que el resto de monedas descentralizadas supongan ninguna competencia entre sus ciudadanos», explica Herminio Fernández, CEO de Eurocoinpay. Pero además de exterminar a la competencia, el Gobierno chino también busca reforzar el control sobre el flujo del dinero de sus ciudadanos. La opacidad de la industria de los criptoactivos ha permitido a una parte de su población realizar movimientos monetarios al margen de los férreos controles del Ejecutivo y eso es algo que choca con su política proteccionista de los últimos tiempos para paliar el enfriamiento macroeconómico.


ALCANCE GLOBAL
En esta línea, Pekín ha comenzado a distribuir pequeñas cantidades de eYuanes por varias ciudades y baraja, entre otras opciones, la posibilidad de que su moneda digital pueda tener fecha de caducidad para estimular el consumo y la inversión en determinados momentos de debilidad económica.
Pero volviendo al anuncio de ayer del banco central chino, el problema es que su decisión tiene consecuencias de alcance global. Entre otras cosas, la batería de prohibiciones dejó a la industria prácticamente sin capacidad de acción en el gigante asiático.
«De un plumazo, uno de cada siete ciudadanos de la población mundial está ahora oficialmente fuera del
mercado de criptoactivos. Hasta ahora, estos criptoactivos estaban bien establecidos en la región, lo que hace que su exclusión total sea un acontecimiento significativo», apunta Simon Peters, analista experto en criptoactivos de la plataforma de inversión eToro.

Lucha por los 42.000
La más popular de las criptomonedas se desplomó tras anunciarse las prohibiciones y mantuvo toda la sesión una lucha por mantener los 42.000 dólares.
Los expertos creen que perder el soporte de los 40.000 provocaría descensos mayores en el corto plazo.

Lejos de los 3.000
La subida vertiginosa de ethereum en lo que va de año
se vio frenada ayer de manera brusca. La divisa virtual se
dejaba en torno a un 9% al cierre de esta edición y se
alejaba de la simbólica barrera de los 3.000 dólares para aferrarse a los 2.800.

En concreto, el PBOC considera que todas las actividades de negocio relacionadas con las criptodivisas son ilegales y eso incluye servicios de tipo de cambio entre divisas oficiales y criptodivisas, servicios de canje (exchange) entre distintas criptodivisas, la compensación y liquidación de activos como contraparte central, la provisión de información de precios de criptodivisas, la emisión de tokens y las transacciones de derivados ligados a criptodivisas.
Además, no sólo es ilegal proporcionar todos estos servicios por parte de empresas chinas, sino que tampoco los exchanges situados en el extranjero podrán proporcionar esos servicios a residentes chinos.


CAÍDA DEL BITCOIN
La magnitud del anuncio provocó una reacción de pánico inicial entre los inversores que se reflejó de manera instantánea en las principales criptomonedas. El bitcoin, la más popular de todas, perdía en torno a un 6% al cierre de esta edición y luchaba por mantener los 42.000 dólares; ethereum, cuyo comportamiento en 2021 ha sido uno de los más meteóricos, se dejaba casi un 9%, y el resto de divisas virtuales replicaron las pérdidas en magnitudes similares.
«Las prohibiciones chinas podrían suponer un freno a la adopción global de los criptoactivos», advierte Simon Peters. De ahí las caídas de ayer en los mercados y de ahí las incertidumbres de futuro. El riesgo, según los expertos, es que China no sea el único país en adoptar restricciones tan severas y que otros bancos centrales establezcan directrices en esa línea.
«El enemigo del bitcoin son los reguladores y bancos centrales de todo el mundo. Si no hay réplica en otros países, el alcance del anuncio de ayer podría quedar limitado, pero si aparecen otros países en esta línea sí podría producirse un efecto mayor y más preocupante. Si se regula de forma extrema, el bitcoin puede hundirse», advierte Herminio Fernández.
En el peor de los casos, los analistas creen que el bitcoin podría caer de nuevo al nivel de los 20.000 dólares, pero en el mejor de los casos, otros expertos ven también una oportunidad en los descensos. «Ya hemos visto los efectos de China antes. El bitcoin cayó a 30.000 dólares en mayo tras prohibir la minería y los precios se recuperaron», apunta Moisés Santos, experto en activos digitales de Bitpanda España.
«Esta última caída de los precios podría verse como una oportunidad para que los tenedores a largo plazo que no se sientan intimidados, compren en la caída, y sigan construyendo carteras a precios más bajos. Será interesante ver si el nivel de 40.000 dólares mantiene su soporte, ya que una ruptura podría hacer que los precios se desplomen realmente a corto plazo», añade.

Fuente: elmundo.es

Herminio Fernández en Negocios TV

Herminio Fernández en Negocios TV

Hoy queremos compartir contigo la intervención de nuestro CEO en Negocios TV, el canal de televisión de información económica en español, en el que cuentan la actualidad financiera de una manera diferente, pensando en sus televidentes y en lo que les interesa.

«Negocios TV» son unos apasionados de la tecnología y la innovación y te ayudan a identificar donde hay una buena oportunidad. Los puedes ver en su canal de YouTube, en el canal 125 de Movistar TV, en breve en TDT y ya en las principales plataformas digitales: iOS, Android, Fire TV o Alexa e incluso los puedes encontrar en formato podcast, en Spotify y Apple Podcast.

Los españoles prefieren que las criptomonedas sean reguladas por la Unión Europea y no por el Gobierno

Los españoles prefieren que las criptomonedas sean reguladas por la Unión Europea y no por el Gobierno

El 43% de los españoles considera que la regulación de las criptomonedas debe estar en manos de Bruselas, mientras que el 33% prefiere que las reglas las dicte el Gobierno. En cambio, el 24% restante no sabe quién debería establecer las normas.

Estos datos se extraen de un estudio elaborado por Redfield & Wilton Strategies, enfocado en las regulaciones del bitcoin y otras criptomonedas en la Unión Europea. En él se midió, entre el 4 y el 10 de agosto, las opiniones de 31.000 encuestados en 12 Estados miembros de la UE: Alemania, Estonia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Países Bajos, Polonia, Portugal y España.

De todos ellos, España es el segundo país con más votos que prefieren que las criptomonedas sean reguladas por la Unión Europea, tan solo por detrás de Portugal, con un 44%. Hungría es la tercera nación con un 37%. En el lado contrario, Grecia, con un 51%, considera que debe ser el Gobierno el encargado de regularlo, seguido de Italia (47%) y Estonia (46%). 

Por otro lado, España vuelve a repetir el segundo lugar, esta vez respecto al uso de las criptomonedas como medio de pagos para bienes y servicios en Europa, con un 14%, tan solo por detrás de Polonia (15%). Con todo esto, el estudio prevé que este número aumente en los próximos meses, ya que el desconocimiento sobre las criptomonedas es lo que frena su uso entre los europeos.

Otra de las preguntas de la encuesta iba encaminada a determinar en qué medida apoyaría o se opondría a que su país creara su propia criptomoneda nacional. En este sentido, España ocupa el cuarto lugar de los países que están a favor de su creación, con el 37% de los votos, tan solo por detrás de Estonia (39%), Grecia (40%) e Italia (41%).

Por último, España se sitúa a la cabeza de los países con cierto conocimiento sobre las criptomonedas. En concreto, el 17% cree que ha leído u oído «mucho» (así reza la encuesta) de estas informaciones. Por detrás se encuentra Polonia (15%), Portugal (13%) y Francia (13%).

Fuente: eleconomista.es

Por qué España necesita una regulación de las criptomonedas más minuciosa

Por qué España necesita una regulación de las criptomonedas más minuciosa

El aumento de la popularidad de estos activos entre los inversores minoristas ha disparado también la ofertas de baja calidad o peligrosamente engañosas.

De todos los efectos que ha tenido el último repunte de las criptomonedas, para mí el más importante ha sido el hecho de que miles de personas se hayan dado cuenta de que ellos también pueden ser inversores. Y es que 7,5 millones de españoles ya poseen criptomonedas, según datos publicados por IE University.

Sin embargo, la regulación española no ha proporcionado orientación a los posibles inversores minoristas, más allá de las severas advertencias sobre la volatilidad y riesgos que conllevan este tipo de activos. Por supuesto, es importante que el público entienda que las criptomonedas son instrumentos volátiles y arriesgados, pero necesitamos algo más por parte de nuestros reguladores. Esta falta de herramientas formativas u orientativas sobre la inversión tiene sus consecuencias: de acuerdo con el mismo estudio de IE University, entre las razones por las que aún millones de españoles no han adquirido criptoactivos, además de considerarlos arriesgados (38%), se encuentra el no saber comprarlos, con un llamativo 35%.

Es fundamental educar a los usuarios, proporcionarles herramientas gratuitas que les guíen a través de los riesgos de la criptoinversión, les expliquen la tecnología que hay detrás y la diferencia entre invertir en un criptoactivo y poseerlo. Y es igualmente esencial que todas las compañías que operan en este mercado realicen un riguroso cuestionario a sus usuarios para asegurarse de que disponen de toda la información necesaria y están verdaderamente preparados para comenzar a invertir.

He podido ver de primera mano cómo se sienten los usuarios al invertir en este contexto. Si pudiera resumirlo en una sola frase, diría que los usuarios españoles “sienten una gran curiosidad”. Entienden el riesgo de invertir en criptodivisas, pero siguen deseando hacerlo y, además, invierten en un abanico más amplio de criptomonedas que sus homólogos en otros países.

Actualmente, el mercado de las criptomonedas está madurando y segmentándose. Las monedas más reconocidas como Ethereum y Bitcoin acaparan la atención, hasta el punto de que incluso grandes bancos de inversión, como Goldman Sachs, las tratan como un tipo de activo formal. No obstante, y al mismo tiempo, el aumento de la popularidad de las criptomonedas también ha disparado la oferta de monedas de baja calidad o peligrosamente engañosas. Esto último a menudo oculta lo primero: voces muy ruidosas, con mucho poder de influencia, podrían estar publicitando nuevas monedas, mientras que, detrás de los focos, gobiernos e industria están trabajando arduamente para averiguar cómo construir de forma segura y sostenible redes y monedas descentralizadas. Un ejemplo de ello es El Corte Inglés con su criptomoneda Bitcor.

Los inversores institucionales y los bancos ya no se muestran tan precavidos a la hora de creer en el futuro de las criptodivisas. Balmodero Falcones, exdirector de operaciones del Banco Santander y expresidente de MasterCard, ha afirmado que las criptomonedas serán una revolución mayor que incluso las tarjetas de crédito. De hecho, MasterCard ya se está preparando para introducir las criptomonedas en su plataforma de pagos.

Los inversores institucionales tienen innumerables ventajas cuando hablamos de la regulación en el mundo de las criptomonedas, ya que cuentan con equipos de abogados que les asesoran sobre los cambios en la legislación en cuanto se ponen en práctica. Pero a los nuevos inversores y a los inversores minoristas les resulta mucho más difícil distinguir la información relevante del ruido. ¿Cómo pueden saber si una empresa les ofrece el mejor producto basado en criptomonedas teniendo en cuenta sus intereses? Para entender esta cuestión, bien como regulador o bien como empresa, primero hay que entenderla desde la perspectiva del usuario.

Mi esperanza es poder ayudar a entender las posibilidades que las criptomonedas pueden ofrecer, al tiempo que alejar de aquellos que quieren aprovecharse del dinero que los inversores minoristas han ganado con mucho esfuerzo. Pero es cierto que no podemos hacerlo solos. El Reglamento Europeo de Mercados de Criptoactivos (MiCA) es un gran paso adelante, pero creo que sigue falto de algunos aspectos cruciales que ayudarían a seguir protegiendo y empoderando a los inversores españoles.

Entre las principales preocupaciones se encuentra el hecho de que el actual proyecto de regulación no es suficiente en materia de impuestos. Los criptoinversores españoles tienen muy poca información sobre cómo incluir correctamente sus inversiones en criptomonedas en su declaración de la renta. Los usuarios que pagan con una criptomoneda a menudo no son conscientes de que, según la legislación fiscal española actual, en realidad están vendiendo un activo de inversión y, por tanto, deben declararlo. Creo que esta realidad no está debidamente explicada por los reguladores.

Corremos el riesgo de que esta revolución financiera, que se produce una vez por generación, se convierta en otra oportunidad para que los ricos continúen incrementando su fortuna, en lugar de dar a todos los ciudadanos la posibilidad de controlar mejor su futuro financiero.

Los inversores institucionales y los grandes fondos ya se están beneficiando, por ejemplo, de la nueva normativa de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los inversores minoristas merecen lo mismo.

Fuente: cincodias.elpais.com

Cuenta atrás para la (re)evolución de Ethereum que volverá a catapultar al ether

Cuenta atrás para la (re)evolución de Ethereum que volverá a catapultar al ether

La actualización ‘London’ cimienta el camino para Ethereum 2.0

La esperadísima actualización London de la red Ethereum está cada vez más cerca. La semana pasada, los desarrolladores del blockchain sobre el que se despliegan los contratos inteligentes y la mayoría de DeFi (por las siglas en inglés de finanzas descentralizadas) realizaron diversas pruebas de cara a las mejoras del algoritmo que se completarán el 4 de agosto, fecha anunciada para su lanzamiento. Los analistas esperan este acontecimiento como un auténtico hito para el ether -la unidad nativa de esta red-, que tiene el potencial de servir como catalizador del precio. Además, deja la segunda criptodivisa por capitalización de mercado a punto para su auténtica revolución.

El ether remonta esta semana tras las caídas de la pasada y lleva un tiempo consolidando los 2.000 dólares, tras un movimiento de ida y vuelta que lo llevó hasta el récord el 12 de mayo de 2021 alrededor de 4.200 dólares. Después, la presión vendedora lo hizo retroceder hasta 1.700 dólares hacia finales de mayo y también en junio. Pese a la abismal diferencia de precio con el bitcoin, que cotiza alrededor de 33.000 dólares, cada vez más analistas y participantes de mercado son muy alcistas con este token, que actualmente tiene una capitalización de 253.000 millones de dólares, alrededor del 19% del total del mercado de los criptoactivos, frente a la ‘cripto’ número uno, que mantiene un dominio del 44%.

De hecho, analistas tan reputados como los de Goldman Sachs creen que acabará superando a la creación de Satoshi Nakamoto y no son pocos los que loan sus usos más allá de la vertiente especulativa. Se utiliza para “alimentar” a la red Ethereum, la cual es esencialmente una plataforma de software descentralizada, diseñada para ejecutar un código de ordenador compilado conocido como contrato inteligente. Estos contratos inteligentes se pueden utilizar para automatizar una amplia gama de funciones, desde intercambios de valor muy simples, pasando por contratos de seguro hasta el procesamiento de la actividad de centros de intercambio descentralizados, los cuales son administrados por la red descentralizada de Ethereum.

La complejidad del contrato inteligente establece las tarifas de transacción que se cotizan en el ether (conocidas como tarifas de gas). De esta forma, el precio oscila en función de si las transacciones tienen un alto valor económico, ya que las personas están dispuestas a pagar más por las transacciones.

Además de esto, el ether también ha obtenido cierto estatus de activo “refugio” en el universo criptográfico, explican desde Wisdom Tree. «Debido a que es la segunda mayor criptodivisa, su demanda es muy constante y, aunque no sea fija, la expansión de su oferta es muy predecible y relativamente dócil en comparación con los estándares de las monedas tradicionales posterior a 2008», argumentan.

Además de lo anterior, a inicios de agosto, se implementarán cinco Propuestas de Mejora de Ethereum (EIP por sus siglas en inglés), las que incluye la ya citada optimización ‘London’ entre las que destacan la EIP 1559 y la EIP 3554, cuyo objetivo es contrarrestar diversas ineficiencias:

La EIP 1559 introduce una nueva estructura de tarifas que abarata Ethereum. Este cambio en el protocolo es muy controvertido porque pretende quemar parte de las tarifas y, por tanto, disminuir los ingresos de los mineros.

El EIP 3554 retrasa la bomba de dificultad de Ethereum hasta el 1 de diciembre. Este mecanismo incrementará la dificultad de la minería en la red de Ethereum, «congelando» efectivamente la prueba de trabajo (POW por sus siglas en inglés) en preparación para el paso de Ethereum a su versión 2.0 que implica el paso a prueba de participación (POS por sus siglas en inglés), menos contaminante.

ETHEREUM 2.0, UN 99,5% MENOS CONTAMINANTE

Pero estas mejoras que implica ‘London’, no son más que un paso previo para Ethereum 2.0, una auténtica revolución que tiene el potencial de catapultar al ether por encima del bitcoin. Lo más importante es que la red abandonará el minado tradicional. Es decir, que pasará del protocolo de Prueba de Trabajo (POW por sus siglas en inglés) -la resolución de problemas matemáticos para mantener la red- al de Prueba de Participación (POS por sus siglas en inglés) -basado en criterios como cantidad de moneda y tiempo en la red- como mecanismo de consenso. El POS es más amigable con el medio ambiente y sostenible: consumirá un 99,5% menos.

En segundo lugar, mencionan los analistas de Wisdom Tree el desarrollo de soluciones de segundo nivel para mejorar el escalado de red. «Se cree que estos cambios ayudarán a impulsar el uso de la red Ethereum, permitiéndole a la plataforma captar más usuarios y proyectos», afirman.

Además, el cambio potencial a POS está generando un intenso debate en el sector de la criptografía con respecto al uso de energía. El protocolo POS consume mucha menos energía que el POW y, como tal, algunos especulan con que esto podría favorecer la adopción de la plataforma.

“El lanzamiento de la nueva red Ethereum 2.0, más eficiente desde el punto de vista energético, popularizará el algoritmo de consenso proof-of-stake y hará que los rendimientos de las inversiones sean más atractivos tanto para los inversores institucionales como para los minoristas”, señalan los expertos de Bitpanda.

Fuente: Bolsamanía

El CEO de EurocoinPay cree que es un ataque organizado: “Muchos gobiernos trataron de acabar con Internet y ahora van a por las criptomonedas”

El CEO de EurocoinPay cree que es un ataque organizado: “Muchos gobiernos trataron de acabar con Internet y ahora van a por las criptomonedas”

  • Herminio Fernández, CEO de EurocoinPay, opina que, como antes sucedió con Internet, hay sistemas financieros y países que «han organizado un ataque orquestado» contra las criptomonedas.
  • Afirma que, en la actualidad, entre el 32% y el 33% de lo que consume la minería de bitcoin y otras criptodivisas son energías renovables, “y esa cifra será del 70% u 80% en 10 años”.

Su pasión por el mundo de las criptomonedas y todo lo que tiene que ver con el ecosistema criptográfico se nota desde la primera pregunta. Es Herminio Fernández, CEO de EurocoinPay, que no tiene remilgos en afirmar durante una entrevista con Business Insider España que hay sistemas financieros y países que «han organizado un ataque orquestado contra las criptomonedas”

En los últimos meses son muchas las voces críticas contra el gasto energético y el consumo medioambiental de la minería de monedas virtuales. Lo que ha provocado, entre otros factores, que el precio de bitcoin, ethereum y otras criptodivisas haya entrado en una continuada tendencia bajista. Para Fernández, es algo «parecido a lo que se vivió en los años 90», cuando empezó Internet. El argumento fue que eran 4 frikis. «Muchos gobiernos trataron de acabar con Internet, pero no pudieron, y ahora van a por las criptomonedas».

El directivo asegura que las administraciones se están alarmando porque ven como los bancos van entrando en el sector criptográfico: “Por eso hay tanto interés en crear monedas virtuales públicas que dependan de los bancos centrales. Las criptomonedas devuelven la soberanía del dinero a los ciudadanos”. No ansía el fin del sistema financiero tradicional, sino que sostiene que “ambos modelos son válidos y que se deben buscar sinergias”. 

“De aquí a 10 años, el 70% o el 80% de la minería de bitcoin se hará con energías renovables”

Volviendo al extendido reproche sobre lo perjudicial de bitcoin para el medioambiente, Fernández asegura que el consumo de los mineros de criptomonedas equivale al de un país como España y el 32% o 33% de ese gasto es con energías renovables. Este porcentaje, afirma, “será del 70% o el 80% dentro de 10 años”.

Las criptomonedas tienen un coste, si no, opina, “no serían un buen dinero”. Subraya que, desde 2009, “no ha habido ni una sola transacción fraudulenta de divisas digitales, es decir, que tiene una red de pagos muy segura, que no puede fallar. Por eso hay millones de ordenadores conectados a esa red, que se llama blockchain. Estas máquinas tienen un coste computacional muy alto, y ese es el gran gasto”. Para él, “no hay ni punto de comparación” entre el dinero convencional y las criptomonedas: “Consume mucho más el dinero fiat”. 

Pone el ejemplo del dólar con un intrigante argumento: “El dólar tiene un consumo que es talar el bosque para hacer los billetes y se utiliza química para imprimir los billetes (que contamina los ríos). Además, para que todo el mundo use el dólar está detrás el mayor ejército del mundo. Y el dióxido de carbono que consume este ejército es mayor que el que consume España entera. Muchos países no usarían el dólar si no les obligaran”. 

Fuente: Business Insider

¿Pueden las criptomonedas ser sostenibles y consumir menos energía?

¿Pueden las criptomonedas ser sostenibles y consumir menos energía?

La segunda criptomoneda más conocida, ethereum, abandonará pronto el minado tradicional y lo cambiará por un sistema que consumirá un 99,5% menos.

La red de bitcoin tiene un alto consumo de electricidad, mayor incluso al de muchos países, pero los expertos consultados por Europa Press aseguran que existen formas de reducirlo al cambiar el método de minado.

Sin ir más lejos, la segunda criptomoneda más conocida, ethereum, ya se ha movido en este sentido y pronto abandonará el minado tradicional. Lo cambiará por el sistema llamado «prueba de participación», del inglés proof-of-stake, que consumirá un 99,5% menos.

«La principal solución para reducir el consumo de energía de las criptomonedas es invertir y hacer la transición a mecanismos de consenso y minado más eficientes energéticamente», ha destacado en declaraciones a Europa Press el responsable de Desarrollo de Negocio de South Pole, Mauro Accurso.

Accurso ha señalado que ya existen varias redes blockchain con un impacto ambiental por transacción mucho más bajo y ha defendido que para las que sigan funcionando con mecanismos «proof-of-work» de consenso y minado tradicionales, la solución a largo plazo es «asegurarse de que la energía que utilizan provenga en su totalidad de fuentes renovables».

El consejero de EurocoinPay, Herminio Fernández, coincide con lo señalado por Accurso y ha precisa, en declaraciones a Europa Press, que el minado «proof-of-stake» no consume tanta electricidad porque «no necesita unidades tan potentes de cálculo, son ordenadores «casi» normales».

Lo positivo de esta criptomoneda es su seguridad extrema y, para eso, necesita una red de ordenadores brutal

Herminio Fernández, consejero de EurocoinPay

No obstante, si bien muchos token se están adaptando a esta prueba de trabajo, Fernández no cree que vaya a ser el caso del bitcoin. «Lo positivo de esta criptomoneda es su seguridad extrema y, para eso, necesita una red de ordenadores brutal», ha destacado.

Para el responsable de Bit2me en España, Javier Pastor, la clave no es el cambio del protocolo a ‘proof-of-stake’, sino que lo importante es comprobar de dónde procede esa energía, y recuerda que un 30% de la que se produce a nivel mundial se desperdicia. Además, ha destacado a Europa Press que esta nueva forma de obtener las criptomonedas podría ser menos segura que la que se ha venido utilizando hasta ahora.

Según el Cambridge Center for Alternative Finance (CCAF) de la Universidad de Cambridge, el bitcoin representa el 0,37% de la producción total de electricidad a nivel global y el 0,43% de su consumo.

Si bien en un primer momento estas cifras pueden parecer bajas, la realidad es que toda la red consume más electricidad que Finlandia, Bélgica o Chile, entre otros. Asimismo, podría satisfacer las necesidades de electricidad de la Universidad de Cambridge durante 528 años, entre otros ejemplos.

Su gran consumo es la razón por la que Tesla dejó de aceptar la criptomoneda como método de pago, tal y como explicó su consejero delegado, Elon Musk, a través de una publicación en Twitter.

«Estamos preocupados por el rápido incremento del uso de combustibles fósiles en el minado y las transacciones de bitcoin, especialmente el carbón, que es el que peores emisiones tiene de todos ellos», explicó Musk el pasado 13 de mayo.

El bitcoin representa el 0,37% de la producción total de electricidad a nivel global y el 0,43%, según la Universidad de Cambridge

Además, añadió que si bien las criptomonedas «son una buena idea» y tienen un futuro «prometedor», no puede ser a costa de tener un gran coste para el medio ambiente.

Aunque las comparaciones son preocupantes, la directora de impacto de Portocolom AV, Ana Guzmán, ha explicado a Europa Press que no es fácil saber cuánta energía debería consumir cada industria.

«La respuesta no es fácil, y depende de cómo se considere el papel que las criptodivisas, pueden llegar a jugar en la sociedad», ha señalado, y ha añadido que no se debe confundir el consumo de energía con las emisiones de carbono asociadas a este consumo.

Un informe reciente de Bank of America recuerda que la mayor parte del minado tiene lugar en los países emergentes, sobre todo en China, que concentra dos tercios del minado a nivel global, aunque acaban de prohibir tanto esta actividad como el pago con bitcoin. De lejos le siguen Estados Unidos, Rusia, Kazajistán, Malasia e Irán.

Guzmán pone de relieve que el 39% de la energía utilizada para este minado en China viene de la energía hidráulica por las minas localizadas en Sichuan y Yunnan, y más del doble de la utilizada en USA, según datos del CCAF.

La mayor parte del minado se realiza en países emergentes. China concentra dos tercios del minado mundial

«Conforme más grupos de interés están poniendo el foco en el elevado impacto negativo de la minería de criptodivisas en las emisiones de gases de efecto invernadero, se están llevando a cabo más iniciativas para reducir el impacto ambiental negativo», ha destacado Guzmán, que cree que una vez que la industria madure y en paralelo el uso de energías alternativas a las fósiles se normalice, el uso de las mismas será más y más común.

Un ejemplo de estas iniciativas es el Crypto Climate Accord, que tiene como objetivo que la industria llegue a 100% renovable en 2025 acelerando el despliegue de energía eólica y solar.

Además, están desarrollando un software de código abierto que permitirá que los operadores de la red eléctrica, las empresas de renovables y los productores de cripto puedan trabajar juntos para verificar el origen de la energía, explica Accurso.

Fernández ha incidido en declaraciones a Europa Press que «la comunidad está tomando conciencia de este tema» y que calculan que de aquí a siete u ocho años toda la energía que se consuma en la minería será 100% renovable.

¿Más contaminantes que el oro?

Las criptomonedas se presentan en ocasiones como una alternativa de refugio de valor al oro y algunos analistas han llegado incluso a considerarlas una suerte de «oro digital».

A nivel medioambiental, el responsable de Next Generation e Investigación Económica de Julius Baer, Norbert Rücker, explica en un informe reciente que si se tiene en cuenta el precio actual del bitcoin, comprar una criptomoneda tiene el mismo impacto medioambiental que un vuelo de ida y vuelta de Zurich a Berlín, es decir, 200 kilogramos de CO2.

Por otro lado, la compra de un lingote de oro tiene el mismo impacto que comer una buena hamburguesa o una «fondue» de queso suizo, unos 10 kilogramos de CO2.

Si bien la balanza se inclina más hacia el oro según el análisis de Julius Baer, la situación podría cambiar si lo que se tiene en cuenta es el sistema financiero tradicional en su conjunto.

Pastor ha defendido en este sentido que el coste energético que tiene la red de bitcoin es medible porque se sabe cuánto consumen las máquinas que se utilizan para minar, pero el impacto del conjunto del sistema financiero es imposible de calcular, a lo que se ha de sumar el de las empresas a las que los bancos tradicionales prestan dinero.

Fuente: Forbes

El proyecto de ley para que Bitcoin sea una moneda de curso legal en El Salvador ha sido aprobado

El proyecto de ley para que Bitcoin sea una moneda de curso legal en El Salvador ha sido aprobado

El proyecto de ley del presidente de El Salvador (Nayib Bukele para que Bitcoin (BTC) sea una moneda de curso legal en ese país fue aprobado por el congreso con mayoría calificada, justo antes de las 6 am UTC.

En una conversación en Twitter Spaces que comenzó justo después de las 5 am UTC con 22,000 oyentes, el presidente Nayib Bukele dijo que firmaría la histórica ley esta noche o mañana a primera hora.

«Va a entrar en vigor inmediatamente», dijo, aclarando que el gobierno dejaría pasar 90 días para poner en marcha la infraestructura.

https://twitter.com/nayibbukele/status/1402507224916836352?s=20

La #LeyBitcoin ha sido aprobada por mayoría calificada en el Congreso salvadoreño.

¡62 de 84 votos!

¡¡¡Historia!!! #Btc

Dijo que aceptar Bitcoin será obligatorio para todos los comercios. «Tienen que aceptarlo por ley», dijo respecto a los comerciantes del país. «Si vas a México te tienen que aceptar tus pesos».

«En el caso de El Salvador, Bitcoin va a ser de curso legal al igual que el dólar«.

Reveló que el jueves se reunirá con el Fondo Monetario Internacional. El gobierno también lanzará un monedero oficial de Bitcoin (sin embargo, no será obligatorio). El gobierno tiene la intención de tener el equivalente a 150 millones de dólares en Bitcoin en un fondo fiduciario en su banco de desarrollo para asumir los riesgos de los comerciantes.

La residencia permanente estará disponible para aquellos que inviertan 3 BTC en El Salvador. Cuando se le preguntó si el país pondría Bitcoin en su reserva, dijo que no había planes inmediatos:

«No sé, esto está evolucionando muy rápido. No descartamos tener Bitcoin en nuestras reservas en un futuro próximo».

El presidente dijo que no ha pensado en la minería de Bitcoin, pero se mostró favorable a la idea de la minería de Bitcoin con energía renovable.

La ley de Bitcoin fue un proyecto de ley presentado hoy mismo después de que Bukele tuiteara «acabo de enviar la Ley de Bitcoin al congreso» y subiera copias del proyecto en español e inglés.

https://twitter.com/nayibbukele/status/1402446890466217985?s=20

«La presente ley tiene por objeto regular a Bitcoin como moneda de curso legal irrestricto con poder liberatorio, ilimitado en cualquier transacción, y a cualquier título que las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas, requieran realizar«, dice el proyecto de ley.

El proyecto de ley incluye una lista de propuestas interesantes como el impuesto cero a las ganancias de capital en Bitcoin, el pago de impuestos permitido en BTC y que los agentes económicos «deberán» aceptar BTC como pago cuando sea ofrecido por «quien adquiera un bien o servicio».

Según el proyecto de ley, el Estado proporcionará la infraestructura que permita a los usuarios de Bitcoin convertir instantáneamente de BTC a dólares estadounidenses si es necesario. Además, el Estado proporcionará «formación y mecanismos» para ayudar a los ciudadanos que no estén familiarizados con Bitcoin, ya que muchos tendrán que aprender a utilizar el activo digital.

Curiosamente, tras el último anuncio de Bukele, cambió su foto de perfil en Twitter por una en la que aparecen ojos de láser color azul, en lugar de los ojos de láser color rojo que suelen aparecer en el icónico meme de la criptomoneda.

https://twitter.com/nayibbukele/status/1402444423728873477?s=20

El movimiento progresista de Bukele ha despertado el entusiasmo de una cantidad de políticos en toda América Latina, que han promovido sus propias propuestas de criptomoneda o se han puesto ojos de láser color rojo en apoyo a las criptomonedas.

El lunes, el congresista paraguayo Carlitos Rejala puso ojos láser y prometió un anuncio sobre Bitcoin a finales de esta semana.

Al día siguiente, el senador mexicano Eduardo Murat Hinojosa reveló que planea «promover y proponer un marco legal para las criptomonedas en la cámara baja de México».

Por su parte, Gabriel Silva, un congresista panameño, también declaró planes para presentar un proyecto de ley a favor de las criptomonedas ese mismo día.

El presidente de El Salvador @nayibbukele está en este momento en Twitter Spaces hablando del proyecto de ley de Bitcoin que está a punto de aprobarse

El gobierno va a crear un monedero Bitcoin para los comerciantes (es opcional, se puede usar cualquier monedero)

Aceptar Bitcoin es un mandato por ley.

Fuente: Cointelegraph