Categoría: Actividad EUROCOINPAY

Qué riesgos tienen las divisas virtuales para los particulares

Qué riesgos tienen las divisas virtuales para los particulares

Los supervisores intensifican sus advertencias ante el rally que han propiciado los tipos cero y la gran liquidez

Su enorme volatilidad y la posibilidad de sufrir una estafa se añaden al hecho de no ser un activo regulado

Qué riesgos tienen las divisas virtuales para los particulares

En un principio, el bitcoin, hoy día el rey de las criptomonedas, era visto como un fenómeno casi anecdótico que solo suscitaba interés entre unos pocos inversores. Pero hace tiempo que eso cambió. Si bien ya tuvo un primer momento de fama hace un lustro, cuando registró notables subidas de precio, no fue hasta el año pasado que volvió a llamar la atención del gran público en medio de una fuerte revalorización que elevó el precio de la moneda un 305% en 2020. La escalada continúa en 2021 y ya sube un 100% desde finales de diciembre.

A medida que el precio repunta, el interés por la moneda también lo hace, de forma casi exponencial. Incluido el que muestran las autoridades. En las últimas semanas, supervisores de los mercados como la CNMV española, la FCA británica o banqueros centrales de la talla de Jerome Powell, el presidente de la Reserva Federal Estadounidense (FED), han intensificado sus advertencias sobre el fuerte componente especulativo del bitcoin y los elevados riesgos que conlleva la inversión en este volátil activo. Y el mensaje de todos los organismos que vigilan, con sus virtudes y sus defectos, por el buen funcionamiento del sistema financiero es unánime al avisar de que quien invierta en bitcoin puede llegar a perder todo su dinero.

El presidente de la FED, Jerome Powell, ha sido una de las últimas autoridades en cargar contra el bitcoin y el resto de monedas digitales. De entrada, Powell prefiere usar el término “criptoactivos” más que “criptodivisas”. “Son muy volátiles y por lo tanto no son útiles realmente como valor reserva, no están respaldados por nada y son un activo para especular y no un medio de pago”. Powell fue más allá y al referirse a las criptodivisas de tipo de cambio estable, aquellas cuya credibilidad se basa en una moneda tradicional, y observó que “tendrán un rol importante con la regulación pertinente, pero ese rol no será el de formar la base de un nuevo sistema monetario global”.

Herminio Fernández, consejero delegado de la plataforma de pagos con criptomonedas Eurocoinpay, sí cree que los supervisores y los bancos centrales permanecen vigilantes porque ven que ha llegado una nueva competencia. “Yo aquí veo dos sistemas financieros. Uno que es el sistema de siempre que, aunque está desarrollando también monedas digitales, va a ser como hasta ahora. Y por otro lado el sistema generado en torno al blockchain. Este último es descentralizado y va ganando en popularidad entre personas y empresas”. Según Fernández, las posibilidades que ofrece el mundo blockchain y las redes de pago que van surgiendo están facilitando que cualquier persona a golpe de clic pueda enviar y recibir dinero en cuestión de segundos.

Joaquín Rivera, analista económico de Arcano Partners, también señala hacia la competencia que suponen los criptoactivos. “La incómoda realidad es que los bancos centrales se enfrentan a la competencia de la tecnología nacional e internacional, amenazando los sistemas lentos y caros de liquidación y compensación, pero no vemos en ningún caso que las criptomonedas que no sean emitidas por los bancos centrales amenacen a la divisas actuales, de ahí que no se hayan regulado todavía”, expone el experto.

El bitcoin surgió por tanto como una suerte de alternativa al empleo del dinero tradicional –atrayente en muchos casos para el blanqueo de dinero– y encontró en la tecnología blockchain el aliado necesario para su desarrollo. Pero su uso como medio de pago apenas ha calado, aunque sí haya elevado la presión sobre los bancos centrales para que se pongan manos a la obra para lanzar sus propias divisa digitales. En la práctica los usos reales del bitcoin son casi testimoniales, como el anuncio realizado por Tesla de que se podrán comprar en EE UU sus coches eléctricos con bitcoin.

¿Riesgo financiero?

Pese a que no se consideran un riesgo como tal para el sistema financiero, ya que las criptodivisas están muy lejos de haberse extendido como un medio de pago alternativo, sí que son percibidas por los reguladores como una amenaza para los pequeños inversores. Atraídos estos por agresivas campañas de marketing y la promesa de una rápida rentabilidad, los supervisores de los mercados se afanan en recomendar cautela.

A mediados de enero, la FCA británica dijo ser consciente de que algunas firmas están ofreciendo servicios de inversión o de préstamo en criptoactivos prometiendo altas rentabilidades a cambio. “Invertir en criptoactivos o realizar préstamos con ellos por norma general implica asumir un riesgo muy elevado. Si los consumidores deciden invertir en ese tipo de activos, deberían estar preparados para asumir la pérdida de todo su dinero”.

En España, a primeros de marzo se modificó la ley que rige al mercado financiero para que la CNMV pueda supervisar cada campaña de publicidad de criptoactivos. El jefe del supervisor, Rodrigo Buenaventura, afirmó la semana pasada que en este tipo de productos la formación de precios no es transparente y conlleva un elevado componente es­pecu­lativo que puede derivar incluso en la pérdida total de la inversión.

Las razones de la subida

El bitcoin es un mercado con unas características peculiares. Primero, por su relativamente pequeño volumen frente a su valor total. Según datos de Bloomberg, el mercado total de bitcoin rondaba el miércoles un valor de 1,1 billones de dólares. El jueves de la anterior semana, el precio bajó un 3,79% mientras que el volumen de transacciones real, según datos de Bitwise, ascendió a unos 11.000 millones de dólares. Esta foto muestra que con muy poco volumen es posible generar grandes oscilaciones de precio. Las manos fuertes son más fuertes de lo habitual en este tipo de activos.

Si hace cinco años el argumento para sostener el valor de la moneda pasaba por una posible revolución en el mundo de los pagos, abandonada prácticamente por completo la posibilidad de que se convierta en un medio de pago extendido debido a su volatilidad, la tesis para la subida de precios pasa ahora por el aumento de la inversión institucional y el que, según diferentes expertos, es percibido como una nueva alternativa para la construcción de carteras. No en vano, el actual entorno de tipos de interés en mínimos y abundantísima liquidez es el caldo de cultivo perfecto para la toma creciente de riesgos.

Efectivamente, la inversión institucional ha crecido con empresas de renombre como Tesla apostando por destinar dinero a la compra del activo. No obstante, el pasado miércoles, según datos de Bloomberg, el valor total de todos los fondos de inversión y productos cotizados basados en bitcoin ascendía a 47.376 millones de dólares. Es decir, un 4,3% del mercado en manos de inversores profesionales.

Rivera recuerda que el dinero es dinero si cumple tres funciones: “Acumular valor a largo plazo, si actúa como medio de pago y si es una forma de contar. Bitcoin no cumple con rigor dos de las tres. No es realmente útil como depósito de valor por la volatilidad del 80% cuando lo normal es el 4%, no es un medio de pago por los altos costes de transacción derivados de los costes energéticos, y sí que cumple como unidad de cuenta, pero recordemos que una barra de pan de un euro vale 0,000021 bitcoin, por lo que no facilita totalmente los cálcu­los económicos”. “El momento actual es de elevadísima incertidumbre macroeconómica y escasean los activos que cumplan las funciones de “cobertura de riesgos”, como puede ser el oro. De ahí que la demanda de criptomonedas esté ahora mismo disparada”, prosigue. Pero pese a la tentación que plantea el bitcoin a numerosos gestores, domina la prudencia.

Vincent Vinatier, gestor de cartera de fintech y finanzas en Axa IM, afirma que en su compañía no son especialmente partidarios de las criptomonedas en general. “Desde mi punto de vista, bitcoin no es un activo invertible: no hay flujos de caja, ni valor residual, ni valor de uso, y es demasiado volátil para ser utilizado como medio de pago. En nuestra opinión, es un activo es­pecu­lativo que podría valer 10 dólares o 10 millones de dólares”.

”Tendrá que transformar el potencial en resultados para sostener su propuesta de valor”, añaden desde Deutsche Bank, donde destacan el paralelismo entre el bitcoin y Tesla.

¿Hay estafas?

Rotundamente, sí. Y es un gran riesgo a tener en cuenta. La red blockchain en la que se basa el bitcoin no ha sido hackeada, pero sí se han producido multitud de robos y de estafas en las plataformas que ofrecen servicios en este segmento del mercado. Desde crear firmas o criptoactivos de la nada para posteriormente desaparecer con todo el dinero de los inversores, a sofisticados esquemas Ponzi camuflados de soluciones tecnológicas innovadoras, pasando también por robos en los exchange, las plataformas de compraventa de criptomonedas. A falta de una regulación, que en el caso europeo está en proceso pero tardará aún en llegar, la cautela es el gran muro que se interpone entre invertir o ser estafado.

“Cuando tú vas a hacer una inversión, ya sea en criptomonedas o en otro activo, lo primero que hay que hacer es conocer bien el activo en el que te estás planteando entrar, porque el dinero cuesta mucho ganarlo y es fácil perderlo. En segundo lugar, hay que ver que la plataforma mediante la cual se va a comprar bitcoin es segura realmente. Saber que hay una empresa auténtica detrás, que existe esa empresa y que luego, una vez que compras ese activo digital, se tenga la posibilidad de llevarlo a un monedero virtual solamente controlado por la persona inversora, teniendo en su poder las claves privadas y las públicas. Nunca hay que creer en propuestas de gente que prometa unas rentabilidades del 2% semanal o del 20% mensual porque son estafas”, recomienda al respecto Fernández.

Popularidad por geografías

La fiebre bitcoin tiene ecos en prácticamente todos los países del mundo, pero es más intensa en unos que en otros. Herminio Fernández reflexiona al respecto, “por ejemplo Argentina, Colombia, Italia, Grecia, Portugal o España están a la cabeza de usar activos digitales”.

El experto considera que la explicación es una suma de factores. De un lado, son países donde la información financiera no está tan extendida entre la población y, por lo tanto, no se percibieron igual que en otros países las llamadas a la cautela. Por otro, algunos de ellos son países en los que las divisas tradicionales han fallado en su misión, ya sea por una elevada inestabilidad o por los estrictos bloqueos de movimientos de capitales como es el caso de China. La idea de fondo no es otra que la de que cuando falla el sistema tradicional, se abren resquicios para que entren las criptomonedas.

Fuente: Cincodias.elpais.com

Los núcleos rurales, nueva sede de la innovación: que está haciendo la España vaciada (o parte de ella) para subirse a la ola de la digitalización

Los núcleos rurales, nueva sede de la innovación: que está haciendo la España vaciada (o parte de ella) para subirse a la ola de la digitalización

  • La despoblación es un problema que afecta a varias regiones españolas, que sufren la huida de sus jóvenes a las grandes ciudades en busca de trabajo.
  • Business Insider España ha hablado con startups y administraciones de la España vaciada para descubrir qué programas han puesto en marcha en materia de innovación para retener el talento.

José V. Roces, investigador postdoctoral en el centro Creaf, acabó el doctorado hace 5 años y se fue de España en 2017 en búsqueda de experiencia internacional. Aunque explica a Business Insider España que no se fue obligado, hace hincapié en que se convierte en una condición casi indispensable en investigación, lo que afecta especialmente a muchas compañeras mujeres, que en muchas ocasiones deciden dejar la carrera.

«El problema del sistema no es tanto este, que puede serlo, sino que te vas y consigues volver, pero no tienes claro si vas a poder seguir en España o si tienes que volver a irte. Los recursos son pocos y en España nos formamos muchísimos investigadores. Es muy difícil conseguir contratos largos y tener una estabilidad», recalca el investigador.

Muchos jóvenes españoles como Roces se ven obligados cada año a abandonar sus lugares de origen con destino al extranjero o a otras grandes ciudades del país, como Madrid o Barcelona, donde es más probable que encuentren trabajo, y no solo en investigación. La consecuencia más inmediata es que los pueblos de estas regiones, situadas en el centro del país y en la periferia, se vacían y envejecen, ya que los pocos habitantes que quedan son, en general, de edades avanzadas.

Asturias es una de las regiones más envejecidas de España y cuenta, además, con una tasa de paro juvenil del 37,5%, razón por la que los jóvenes asturianos deciden probar suerte en otras regiones o países. En los últimos años, el número de asturianos que dejan «la tierrina» no ha dejado de crecer: según datos del INE de 2019, el 37,1% de los graduados de la región en 2014 trabajan en otra comunidad autónoma o país.

Los datos de paro juvenil en otras zonas de la España vaciada también son abultados: en Castilla-La Mancha la tasa es del 36,79%; en Aragón, del 34,37%; en Galicia, del 33,66%, y en Castilla y León, del 31,97%. No hay ninguna solución milagrosa que borre estas cifras, pero sí hay ideas originales sobre la mesa que podrían, al menos, reducirlas.

Un ejemplo es la decisión del Principado de Asturias de llevar sus centros tecnológicos a los núcleos rurales, con una intención clara: retener el talento y mantener la cohesión territorial. Pero esta no ni la única medida que la comunidad ha puesto en marcha, ni la única administración que tiene programas relacionados con la innovación y la investigación para frenar la huida de sus habitantes a grandes ciudades.

Business Insider España ha hablado con las administraciones del Principado de Asturias, Aragón, Galicia, Castilla y León y Castilla-La Mancha para saber cuáles son las medidas y programas que están poniendo en marcha en este aspecto, así como con 2 startups que no se encuentran en grandes ciudades, para averiguar cuáles son las desventajas de no tener su sede en estas.

«La presencia física casi no se necesita»

«En España hacemos buena ciencia para los recursos que asignamos», incide Roces. «El problema es que asignamos muy muy poco. El porcentaje de PIB que invertimos es muchísimo más bajo que la media europea y los países del entorno».

Los presupuestos en innovación de las comunidades autónomas y del Gobierno central han aumentado este año gracias a los fondos europeos que van a ir llegando en los próximos meses y ascienden a 150.000 millones de euros. 

No obstante, muchos centros tecnológicos que se beneficiarán de este dinero se sitúa en grandes ciudades.

El mapa elaborado por el Observatorio Español de la I+D+i muestra una gran localización de las instituciones relacionadas con la investigación y la innovación en Madrid, donde se pueden encontrar 373, una cifra que contrasta con la de otras comunidades autónomas, que apenas se pueden contar con los dedos de una mano.

Este gráfico muestra cómo se ha convertido España en líder del paro juvenil en Europa

«Al final, en España gran parte de la investigación se acaba haciendo en Madrid o Barcelona. La gente acaba allí porque es donde hay más oportunidades, pero esa gente tampoco tendría problema en ir a vivir a otra zona más pequeña con una calidad de vida mayor si hubiera una continuidad temporal», defiende Roces.

Las tendencias de localización de startups son similares: la mayoría tienen su sede en grandes ciudades. Herminio Fernández es CEO de Eurocoinpay, una startup con sede en León que permite pagar gastos cotidianos con criptomonedas. Fernández explica que las startups localizadas en lugares de España «más deprimidos» cuentan con desventajas frente a otras situadas en grandes ciudades en cuando a credibilidad, llegar a los organismos oficiales, etc. No obstante, la detección del talento no es uno de ellas. 

«La presencia física casi no se necesita», explica. «Internet ha derrumbado las fronteras físicas». Coincide la CEO y fundadora de la startup con sede en Gijón i4life, Marián García, que destaca que ahora todas las reuniones son virtuales, por lo que ya no hay tantos problemas como antes. «Antes había diferencias por la comunicación. Todo se basaba en reuniones presenciales, negocios presenciales… Entonces al estar alejado de los núcleos y con menos comunicación era un handicap enorme».

El CEO de Eurocoinpay cuenta que antes de la pandemia la compañía ya trabajaba en remoto, con compañeros conectados desde otros sitios aunque la sede de Eurocoinpay esté en León. Además, incide en que es necesario que los Gobiernos autonómicos y el central apoyen a las empresas de I+D+i, porque es «donde está el futuro para la gente joven».

«Siempre digo que la gente joven no va a poder buscar trabajo, se lo va a tener que inventar», defiende. «España tiene ahora una gran oportunidad con los fondos que van a recibir de la Unión Europea (UE)».

Por su parte, García destaca que trabajar en entornos más pequeños también beneficia a las compañías. «Somos muy pocos, entonces destacar como innovador en Madrid entre muchas empresas (…) es más difícil», cuenta, y destaca el apoyo por parte del Principado de Asturias y del Ayuntamiento de Gijón. «Tienes posibilidad de que te expliquen de primera mano los instrumentos de financiación».

Potenciación de los núcleos rurales como sede de la innovación

Con los datos de empleo juvenil de estas administraciones, retener el talento se convierte en una de sus prioridades. «Esto no va de construir edificios, va de articular planes de transformación socioeconómica. Es muy diferente», explica en una entrevista a Business Insider España el consejero de Ciencia, Innovación y Universidad de Asturias, Borja Sánchez, que añade que los fondos europeos tienen que poner el valor en el mundo rural. «No nos queda otra». 

Sánchez cuenta que la estrategia del Principado tiene 2 capas: la de innovación social y la de conectividad, con el desarrollo de tecnología 5G.

En esta primera resalta la apuesta por los núcleos rurales, que es también una cuestión de cohesión territorial. «Si quieres desplegar la innovación por el territorio, tienes que pensar no solo en tu zona central o en las ciudades, sino también en tus concejos», explica. Para ello, la Consejería ha decidido transformar y adaptar nuestra red de Centros de Dinamización Tecnológica Local (CDTL) —conocidos por los asturianos como telecentros—, ya que es donde el Principado cuenta con personal.

Sánchez señala en la entrevista que es importante recordar que esta es la primera vez que la comunidad autónoma cuenta con una Consejería específica de ciencia. «Lo que más urge en Asturias es ordenar un ecosistema regional de ciencia y tecnología que aúne a agentes públicos y privados», explica Sánchez. «Eso antes de inyectar una cantidad ingente de recursos. No sería muy inteligente hacerlo si no tenemos el ecosistema creado».

La estrategia del principado pasa por fusionar todos sus centros tecnológicos, así como aumentar los centros de gasto y promover que las grandes empresas creen los suyos en la región. «Tenemos que fomentar que haya más pymes innovadoras y, sobre todo, tenemos que rehacer, transformar o redirigir el papel de los centros tecnológicos», explica el consejero.

Roces destaca que estas medidas no serán suficientes para rehabilitar las zonas despobladas, pero sí que pueden ser parte del motor. «La investigación no va a ser parte de la solución por sí misma a largo plazo (…). Puede ser una apuesta. La solución pasa por incorporar muchas más cosas y esto podría ser una pequeña parte. La gente que hacemos investigación no tendríamos problema con ir a una zona más despoblada si hay buenas condiciones».

En cuanto a programas de repoblación de otras comunidades, Aragón —la Diputación Provincial de Zaragoza, en concreto— puso en marcha en 2018 el programa Desafío para jóvenes estudiantes, más conocido como Erasmus rural, con el objetivo de que completaran su formación en municipios de menos de 3.000 habitantes situados en comarcas especialmente azotadas por la despoblación.

Ahora, el Gobierno aragonés quiere extenderlo al resto de provincias de la comunidad autónoma. Estos estudiantes reciben una beca de 300 euros y se les paga también el alojamiento y dietas. Según el gobierno autonómico, 79 jóvenes universitarios han conseguido trabajo gracias a estos programas. Se prevé que la cifra aumente cuando el programa se extienda también a Huesca y Teruel.

Castilla-La Mancha acordó ya en 2016 la definición de 5 áreas geográficas con necesidades específicas de desarrollo y reciben lo que se llama Inversión Territorial Integrada (ITI). Entre 2017 y 2018, el gobierno manchego publicó 2 convocatorias dotadas con 20 millones de euros en total, de los que 7,6 millones se destinó a financiar 87 proyectos en zonas ITI, un 40% del total presentado. 

Entre ellos hay una gran variedad de iniciativas. Por ejemplo, una está centrada en los avances tecnológicos aplicados a dar soporte y mejorar la actividad docente en los Colegios Rurales Agregados (CRA), y otra, en biomasas no leñosas para la producción de energía térmica.

Con la ralentización de la despoblación también como objetivo, la Xunta de Galicia quiere promover la creación de hubs en núcleos rurales, concebidos como espacios coworking dotados con conexión 5G y el equipamiento necesario para convertirlos en espacios de emprendimiento tecnológico.

Las smart villages son otra parte de la estrategia gallega. Se trata de «comunidades en áreas rurales que usan soluciones innovadoras para mejorar su resiliencia a partir de fortalezas y oportunidades locales», con un enfoque participativo para desarrollar e implementar sus estrategias con el fin de mejorar sus condiciones económicas, sociales o ambientales.

En el caso de Castilla y León existen ayudas económicas para emprendimiento en el medio rural, con cuantías de 10.000 euros que aumentan si el proyecto es de innovación o lo lideran mujeres y jóvenes. Además, destacan 2 sectores: la ciberseguridad, para el que se convocará una línea de inversión en las próximas semanas, y retail, con ayudas a entidades locales y asociaciones de comerciantes destinadas a la promoción y venta online.

Cualificación de habilidades y reciclaje laboral

Un informe de la consultora EY publicado a finales de 2020 señala que el reciclaje profesional de los empleados será una de las prioridades en materia de gestión de personas en el futuro próximo, ya que la necesidad de nuevas capacidades se ha acelerado, sobre todo en relación con las nuevas tecnologías.

Esta necesidad de puestos tecnológicos hace que las habilidades de muchas personas se vayan quedando obsoletas, por lo que es necesario reeducar a muchos empleados para que se adapten. La falta de habilidades tecnológicas es más notable en zonas rurales: el consejero de Asturias especifica que una parte de la transformación digital de la comunidad recae precisamente en la cualificación y formación de la bolsa de parados. Por eso, las autonomías contactadas cuentan en su mayoría con programas TIC para sus habitantes.

Aragón organiza talleres TIC para luchar contra la brecha digital dirigidos a personas mayores o poco familiarizadas con el uso de estas tecnologías. Los cursos se imparten en centros públicos de localidades de menos de 2.000 habitantes. Así, intentan también consolidar estos espacios.

Por su parte, la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia (Amtega) puso en marcha la Red de Centros para la Modernización y la Inclusión Tecnológica (Red CeMIT) con el objetivo de alcanzar la convergencia tecnológica con Europa. Esta red se compone de 98 aulas repartidas por toda la geografía gallega.

Las habilidades TIC que se aprendan pueden acreditarse con un CODIX, es decir, una certificación de competencias digitales en ofimática, que se obtiene mediante la superación de una prueba convocada por la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia (Amtega).

Castilla y León también organiza cursos de formación de nuevas competencias digitales y Castilla-La Mancha ofrece a sus ciudadanos cursos de ofimática básica, avanzada, internet y nuevas tecnologías, además de talleres para enseñar el manejo de la red, comprar a través de internet y cultura digital, entre otros.

Una buena conexión a internet, clave para atraer teletrabajadores

El confinamiento, que obligó a empleados y alumnos a hacer su trabajo desde casa, evidenció la gran brecha digital existente en el territorio español, donde aún quedan pueblos que no tienen acceso a la red. Por eso, otra de las medidas que más se repite es la puesta en marcha de programas que buscan llevar internet a todos los rincones del territorio.

El departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento de Aragón acaba de lanzar el plan 100×100, con el objetivo de llevar 100 megas al 100% del territorio, con una inversión de 20 millones de euros (complementaria a la del Gobierno central) para desplegar banda ancha y garantizar la conexión a internet como un derecho.

Para la implantación de tecnología 5G, Aragón quiere implantar 3 proyectos piloto para probar su eficacia en sectores estratégicos. Trabajarán en vehículos autónomos, explotaciones agrarias autosuficientes y realidad virtual aplicada al turismo.

El Principado de Asturias también está iniciando los trámites para desplegar la tecnología 5G, después de que cumpliesen el año pasado con el objetivo de que internet llegase a todo el territorio de la región. Sánchez incide en la entrevista en que mejorar la conectividad es clave para atraer teletrabajo, sobre todo en gente que aprecie el entorno.

En mayo de 2020, el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) de Castilla y León llegó a un acuerdo con la Agencia Espacial Europea (ESA) para desarrollar un proyecto que permitiría la ampliación de la señal y la conectividad en las zonas rurales a través de redes 5G. 

Castilla-La Mancha, por su parte, ha conectado a banda ancha ultrarrápida a todos sus centros educativos gracias al programa Escuelas Conectadas, que ha beneficiado a 1.105 colegios, Centros de Educación Especial (CEE) y Centros Rurales Agrupados (CRA).

Fuente: BUSINESS INSIDER

Cómo entender qué quiere hacer India con el Bitcoin y las cripto

Cómo entender qué quiere hacer India con el Bitcoin y las cripto

En las últimas semanas están llegando noticias confusas sobre la posible prohibición de las criptomonedas en India.

Recientemente saltaba a la palestra, en medios como The Indu o Reuters, que apuntaban como fuente a un funcionario del Gobierno indio, una iniciativa que estudiaba el país para poner en marcha una ley que prohíba las criptomonedas, a través de la cual se multaría a cualquiera que opere en el país o que tenga activos digitales.

En una entrevista con la CNBC a primeros de este mes, la ministra de Finanzas de India, Nirmala Sitharaman, afirmaba que las noticias sobre una “prohibición general” de las criptodivisas se estaban exagerando.

“En India lo que quieren es organizar la economía del mundo cripto. Lo que ha dicho su ministra, Nirmala Sitharaman, es que no van a prohibir las criptomonedas, lo que van a hacer es equilibrar y regular un poco todo esto”, apunta Herminio Fernández, CEO de Eurocoinpay.

«La criptomoneda tendrá que ser planificada, y debe ser regulada. Pero también queremos asegurarnos de que hay una ventana disponible para todo tipo de experimentos que tendrán que tener lugar en el mundo de las criptomonedas», decía Nirmala Sitharaman, en declaraciones recogidas por Cointelegraph.

Me parece bien que se legisle el sector, pero hay que verlo también desde una economía descentralizada, y para los gobiernos centrales va a ser muy difícil controlar y gestionar todo esto. Es muy parecido a lo que sucedió con Internet en los años 90, que muchos gobiernos y países quisieron prohibirlo, pero les va a ser muy complicado”, apunta Herminio Fernández.

Según el CEO de Eurocoinpay, dos sectores diferentes van a convivir. “Lo que dice el banco central de la India es que quiere hacer su propia moneda digital, igual que el Banco Central Europeo y la Reserva Federal de EE.UU., todos quieren hacer su moneda digital, y yo creo que pueden convivir. De todas formas, las monedas digitales creadas por bancos y los estados lo que están haciendo es tener el dinero centralizado, igual que el que tienen ahora. La propuesta de las criptomonedas, de las monedas descentralizadas, es otra nueva economía, otra forma de ver el dinero y de que los ciudadanos tengan el control del dinero. Esto es, devolver la soberanía del dinero a los ciudadanos”.

“Creo que como siempre, cuando llega una innovación y una nueva tecnología, choca con intereses ya creados y grupos de poder que controlan muy bien la economía y el dinero. Vencer todo eso es muy difícil. Siempre va a haber problemas y frenos a la innovación, a la tecnología, y no va a ser menos con el dinero”, explica Herminio Fernández.

Por Laura Sánchez 

Fuente: Investing.com

Don’t miss it! EurocoinPay & P2PB2B Partnership and get a prize!

Don’t miss it! EurocoinPay & P2PB2B Partnership and get a prize!

Hello dear friends. We are very proud to work with P2PB2B Cryptocurrency Exchange. 🤗

EurocoinPay invites you to trade on P2PB2B. Don’t forget to register an account here and get a prize. This will help you to lower your trading fees and trade even more!


Hola queridos amigos. Estamos muy orgullosos de trabajar con P2PB2B Exchange de Criptomonedas. 🤗

EurocoinPay te invita a tradear en P2PB2B. No olvides registrar una cuenta aquí y obtener un premio. ¡Esto te ayudará a reducir tus comisiones de trading y tradear aún más!

Entrevista a Herminio Fernández de Blas, CEO de EurocoinPay, en TRECE TV

Entrevista a Herminio Fernández de Blas, CEO de EurocoinPay, en TRECE TV

Nación Innovación TRECE TV Madrid- con Herminio Fernández de Blas (EurocoinPay) y Alberto Iglesias (D+I)

Programa de Nación Innovación en TRECE Madrid, con la presencia de Herminio Fernández CEO de Eurocoinpay y Alberto Iglesias Periodista y subdirector de Disruptores e Innovadores.

https://www.instagram.com/tv/CJYzjDaI1bU/?igshid=ccgu9ehdvb0l
«Calculo que en 10 años el Bitcoin acabará con el dinero tradicional»

«Calculo que en 10 años el Bitcoin acabará con el dinero tradicional»

Entrevista con Herminio Fernández, fundador de Eurocoinpay.

Herminio Fernández fundó en 2017 Eurocoinpay para ofrecer a todo el mundo la posibilidad de operar con cualquier moneda, incluidas criptos. El experto considera que en un plazo de diez años Bitcoin y su red de pagos terminará imponiéndose

¿Cómo valoras del Bitcoin en estas últimas semanas?

Está siguiendo una tendencia alcista por todos los acontecimientos que están sucediendo, aunque puede que haya un ajuste en el precio. Pero, la tendencia es claramente alcista.

¿Esto confirma que Bitcoin no es una burbuja y sí una consolidación?

Durante mucho tiempo se ha hablado de burbuja o de estafa, pero para que suceda esto no es así. Bitcoin no es un activo financiero, es un activo monetario. Entonces no se puede entrar a valorar como una burbuja. En segundo lugar, cuando se da una burbuja los flujos de caja no coinciden en realidad con la facturación de esa empresa y se hinchan las acciones. Cuando esa burbuja se pincha y se cae eso ya no se mueve, se cae y se queda ahí. Bitcoin en 2017 se fue abajo porque en muy pocos días pasó de 10.000 a 20.000 dólares. La gente ganó tanto dinero que empezó a vender y el activo se fue a 3.800. Pero ahora está marcando máximos históricos. No se puede considerar una burbuja ni mucho menos.

¿Se puede hablar ya de Bitcoin como un medio de utilización de pago?

Bitcoin son varias cosas. Por un lado es una moneda y por otro tiene la red de pagos, llamada Blockchain que suma valor a esta moneda. Bitcoin tiene unas posibilidades de crecimiento inmensas. La gente va invirtiendo como una reserva de valor ganándole terreno al oro. De hecho, cada vez más fondos de inversión e institucionales están valorándolo más.

¿Cuál es la situación de su mercado?

Si valoramos los monederos, la gente que está acumulando Bitcoin, nos damos cuenta que desde hace dos años prácticamente las reservas no se mueven. El 78% de las monedas disponibles hace más de dos años que no se mueven de las carteras. La gente los tiene guardados. Ahora mismo hay unos 3,5 millones disponibles para vender, pero la gente no los vende. Hay escasez de este activo. Si ahora mismo, todos nosotros utilizásemos la red de pagos de Bitcoin, el mundo se ahorraría 700.000 millones de dólares.

¿Qué papel tienen los bancos centrales aquí?

No se puede parar internet, es imposible parar Bitcoin. Son millones de ordenadores conectados a la red de forma descentralizada con código abierto que todo el mundo puede ver. Es algo que no admite censura ni control, la red de Bitcoin no se puede detener. Los bancos centrales no pueden hacer. Lo bueno que tiene esta moneda es que no tiene censura. Una persona que viva en un país con una alta inflación puede guardar el poder adquisitivo de su dinero gracias a Bitcoin. Da protección.

¿Cómo ves el futuro del Bitcoin de aquí a 5 años?

PayPal ya está aceptando Bitcoin, los bancos ya empiezan a permitir a sus clientes comprar y vender esta divisa. Yo calculo que de aquí a diez años acabará con el dinero tal y como lo conocemos hoy en día. Es mucho mejor activo que el oro o la plata. Además, Bitcoin es limitado, tiene unas unidades limitadas, no se puede hacer como hacen los bancos centrales de crear dinero con la máquina mágica. El futuro es bastante prometedor.

¿Cómo valoras que se esté planteando crear el euro digital por parte del BCE?

Los bancos centrales están sacando sus monedas digitales porque el sistema financiero está pidiendo un sistema que permita hacer sus transacciones al instante para poder competir con la red de pagos Blockchain. Ahora mismo se tarda mucho tiempo en hacer una transferencia entre países y hay muchas comisiones de por medio. Además, los bancos centrales buscan aumentar el control de los ciudadanos al digitalizar el dinero para luchar contra la economía sumergida. 

Fuente: dirigentesdigital.com

El bitcoin escala camino de máximos históricos: cuáles son las razones de la subida y hasta dónde puede llegar, según los expertos

El bitcoin escala camino de máximos históricos: cuáles son las razones de la subida y hasta dónde puede llegar, según los expertos

  • El bitcoin, la criptomoneda más conocida del mercado, se sitúa en niveles cercanos a diciembre de 2017, cuando registró sus últimos máximos históricos.
  • Los analistas consultados por Business Insider España apuntan a la convergencia de múltiples causas para esta subida del criptoactivo.

El bitcoin se ha disparado esta última semana hasta los 18.700 dólares (más de 15.700 euros) y roza ya máximos históricos de diciembre de 2017.

En esa ocasión, la criptomoneda llegó a alcanzar los 19.783 dólares y nunca ha vuelto a acercarse a ese nivel. De hecho, según los analistas de Deutsche Bank, solo ha cerrado por encima de los 17.000 dólares en 5 ocasiones.

La criptomoneda ha tenido una gran volatilidad este 2020: en marzo se desplomó hasta perder los 4.000 dólares, en línea con el resto de activos, pero su precio se ha duplicado desde el halving de mayo, que redujo la oferta de monedas en tráfico y generó un incremento en su cotización, explica el analista de IG Market Diego Morín.

El bitcoin volvió a crecer de manera significativa en octubre, después de que Paypal anunciase que permitirá hacer transacciones con la criptomoneda y, en lo que va de noviembre, se ha revalorizado en torno a un 70%. En definitiva, ha subido un 154% en lo que va de año.

Asimismo, su capitalización de mercado ha batido récord al alcanzar los 336.000 millones de dólares.

Business Insider España ha hablado con varios analistas para intentar averiguar las razones que han hecho que el criptoactivo se dispare y si otras criptomonedas van a seguirle el ritmo.

Una subida causada por la convergencia de distintos factores

Los expertos no encuentran una sola razón detrás de esta subida: unos apuntan a las buenas noticias sobre la vacuna de Pfizer y BioNTech, como Darío García, de XTB, mientras otros señalan hacia la mayor aceptación de las criptomonedas, como el CEO de Eurocoinpay, Herminio Fernández.

El halving del pasado mayo ha influido en la subida de la criptomoneda, al disminuir a la mitad la cantidad de monedas en tráfico, explica Morín, lo que unido a la posibilidad de pagar con bitcoin en la plataforma Paypal ha impulsado al activo, según el analista.

Asimismo, Eric Demuth, CEO de la plataforma de inversión Bitpanda, señala la entrada de dinero institucional y de nuevas inversiones de particulares en todo el mundo como la causa de la subida, a lo que se suman macrotendencias como la relajación monetaria de los bancos centrales, el citado halving y que las nuevas generaciones ven al activo como el oro del siglo XXI.

El CEO de EuroCoinPay, la startup leonesa que permite pagar gastos cotidianos con criptomonedas, pide al Gobierno que regule el sector para poder competir con Paypal y Stripe

Ese uso del bitcoin como activo refugio en medio de la incertidumbre causada por la pandemia también es otra opción que valoran los analistas, en tanto que el profesor de EAE Business School y CEO de Elsebits, Marc Sansó, también señala la rentabilidad «inexistente» de otros activos, que hace que el bitcoin sea mucho más atractivo para los inversores.

La desregulación es otra característica del activo que está atrayendo a los inversores, si bien en el pasado era lo que más les alejaba. «El mercado de criptodivisas no depende de decisiones monetarias de bancos centrales, ni de restricciones fiscales por parte de los gobiernos. Es un mercado que genera refugio para el valor, entre otras cosas, del precio del dinero, ya que mientras los tipos de interés y la impresión de dinero fiduciario reduce el poder adquisitivo real de la economía en su conjunto, el bitcoin no se ve afectado por ninguna de estas características«, explica García.

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad CEU San Pablo, Ricardo Palomo, cree que el precio actual del bitcoin se puede deber a cuestiones internas, en un mundo que está lejos de ser transparente.

¿Qué va a pasar los próximos meses?

El futuro del bitcoin es una incógnita, dada la gran volatilidad del activo (del 100%, según datos de Sansó), pero Hernández resalta el buen comportamiento del activo este año, con un crecimiento superior al de otros como el oro o la plata. 

«Cada vez más gente está llegando al ecosistema bitcoin y más personas lo están conociendo. Instituciones, Gobiernos y fondos de inversión están invirtiendo porque lo ven como un refugio seguro», incide el CEO de Eurocoinpay.

El CEO de Bitpanda indica que podría dispararse hasta los 50.000 dólares y el de Eurocoinpay vaticina que seguirá escalando hasta los 300.000 o 400.000 dólares.

«Una adecuada regulación y unos servicios de máxima seguridad han aportado credibilidad a la industria, especialmente entre los inversores institucionales que necesitan justificar cada una de sus decisiones», añade Demuth.

Sansó, más cauto, explica que la subida que está experimentando el bitcoin era previsible y que la criptomoneda se encarecerá aún más, pero que «en cualquier momento habrá una caída muy brusca», precisamente por la falta de regulación que supone una ventaja para el activo. «No está regulado y, por tanto, no tiene los mismos mecanismos de amortiguación», incide.

Palomo, por su parte, insiste en que no hay que olvidar que hay ciertos grupos, «ballenas», que cuentan con una gran cantidad del criptoactivo, por lo que cualquier movimiento en estos podría desestabilizar el bitcoin y provocar una subida o bajada. No obstante, el decano también ve un gran potencial en los criptoactivos, así como en las monedas digitales impulsadas por los bancos centrales.

Otras criptomonedas, también al alza

El ethereum, la segunda criptomoneda más conocida en el mercado, también ha experimentado una fuerte subida durante los últimos días, hasta superar los 500 dólares.

Esta criptomoneda, que cumplió 5 años el pasado julio, ha tenido una evolución muy volátil desde su nacimiento, pero esta semana no ha sido capaz de aguantar el ritmo del bitcoin: aunque este se encuentra en niveles de 2017, el ethereum no se ha disparado de la misma manera. Su nivel máximo, registrado también en esa fecha, es de 1.400 dólares frente a los 500 a los que está cotizando.

Actualmente, el criptoactivo se está utilizando para desarrollar las llamadas finanzas descentralizadas, por lo que los analistas creen que experimentará un gran crecimiento en el futuro, aunque Sansó defiende que cualquier previsión concreta a futuro carece de base. 

El profesor de EAE también explica que el crecimiento de estas se enmarca en el desarrollo de las tecnologías blockchain, y más concretamente de los smart contracts, que se hacen en base ethereum.

«Una de las tecnologías más relevantes en los próximos 5 o 10 años, sin ningún lugar a dudas, va a ser la tecnología blockchain, que va a tener un impacto brutal en todos los sectores», incide. 

Fernández es aún más optimista y augura un futuro muy positivo para todas las criptodivisas, entre las que destaca Ripple, «la moneda de los bancos» e Iota. 

Fuente: Business Insider

Herminio Fernández: “La criptodivisa aumenta un 30% las ventas del negocio tradicional”

Herminio Fernández: “La criptodivisa aumenta un 30% las ventas del negocio tradicional”

“La criptodivisa ha crecido con la pandemia”. La cuarentena que ha sufrido también el dinero físico en estos meses pone de relieve que, quizás, ha comenzado ya la cuenta atrás para su inexorable desaparición. Por un lado, la higiene de seguridad ha primado en muchos lugares el pago con tarjeta. Y por otro, la crisis económica derivada del coronavirus no empuja precisamente a mover demasiado los ahorros.

En estas circunstancias parece cuanto menos interesante echarles un vistazo a las criptomonedas, para muchos todavía extrañas, y que en realidad llevan ya más de una década flotando en el éter. Las criptodivisas como el Bitcoin o Ethereum empiezan a instalarse en nuestras vidas con aplicaciones como Eurocoinpay.

Para explicarnos más detalles de su funcionamiento y sobre todo para ver cómo ha recibido la pandemia la tecnología Blockchain, y qué oportunidades puede brindarnos en estos momentos de necesidad, el periodista de TodoStartups, Alberto Orellana, conversa con Herminio Fernández, CEO de Eurocoinpay.

Webinar TodoStartups – Herminio Fernández – Criptomoneda y Blockchain para la vida post COVID-19

Fuente: TodoStartups.com

Eurocoinpay: «El dinero en efectivo desaparecerá en ocho o diez años»

Eurocoinpay: «El dinero en efectivo desaparecerá en ocho o diez años»

Según el CEO de la plataforma, las criptomonedas acabarán operando en el 90% del mercado

Ante las restricciones por el coronavirus, muchos comercios han apostado por el pago con criptomonedas. Este auge del dinero digital ha provocado cierto temor, por parte de los bancos centrales y los gobiernos, a que las grandes empresas implementen sistemas monetarios paralelos a los soberanos. Incluso algunos expertos señalan que el dólar va a perder su estatus de moneda de reserva mundial y que será sustituido por el bitcoin u otra criptomoneda. ¿Desaparecerá finalmente el dinero en efectivo?

Herminio Fernández, CEO de la plataforma Eurocoinpay, habla con Bolsamanía del desarrollo y las ventajas de esta pasarela de pago, así como de la evolución e importancia de las criptomonedas en el momento actual.

¿Qué papel juegan las criptomonedas en una actualidad marcada por el Covid? ¿Cree que finalmente se implantarán como método de pago definitivo sustituyendo al tradicional?

Las criptomonedas están jugando un papel importante en la actualidad. Es una forma de cobrar, es una forma de pago muy disruptiva y es una forma de evolucionar y de avanzar. Poco a poco van a ir integrándose en el sistema y también van a comer mercado al dinero tradicional y al dinero fiat que conocemos hoy en día.

Los principales bancos centrales del mundo consideran que, en caso de que emitieran una divisa digital propia, debería coexistir con el efectivo. ¿Está de acuerdo?

No, en mi opinión no va a ser así. Primero, porque los bancos centrales, y sobre todo los gobiernos, pretenden eliminar todo el efectivo que hay para poder controlar a todos los usuarios, esto es, poder eliminar el fraude, el blanqueo de capitales y sobre todo el dinero B (dinero negro). Yo creo que, en un plazo corto, entre 8 y 10 años, desaparecerá prácticamente todo el dinero efectivo y aparecerá lo que llaman ahora mismo ‘CBDC’, que son los euros o los dólares digitales que ya están desarrollando todos los bancos centrales, como la Fed (Reserva Federal de Estados Unidos), el Banco Chino y el Banco Central Europeo. Creo, efectivamente, que el dinero en efectivo desaparecerá muy pronto.

Grandes empresas como Facebook quieren ser emisoras de monedas que sirven como medio de pago real. ¿Cree que esto puede romper el statu quo y establecer sistemas monetarios paralelos a los soberanos (los de los bancos centrales y los gobiernos)?

Tanto Facebook como todas las empresas que trabajamos con criptomonedas estamos intentando conseguir un sistema que se complemente con el dinero centralizado que conocemos hoy en día. En esas empresas la propuesta consiste en devolver la soberanía del dinero a los usuarios, algo que se arrebató en 1913 cuando la Fed impuso de forma unitaria el dólar como moneda única. Yo creo que lo que se pretende es descentralizar el poder del dinero. Por tanto, poco a poco estas monedas se irán implementando y se irán complementando con el dinero centralizado de los bancos centrales y de los gobiernos.

El Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) ve un potencial de riesgo en la adopción masiva de las ‘stablecoins’ (entre las principales amenazas, consideran que un amplio uso de ‘stablecoins’ como reserva de valor expondría a sus usuarios a riesgos ante eventuales fluctuaciones en el valor de la moneda). ¿Qué opina sobre estas criptomonedas?

Yo creo que ahora mismo hay una alta volatilidad en el mundo de las criptomonedas. Pero actúan como una buena reserva de valor. Cuando llega una innovación que se quiere implementar como medio de pago, hasta que lo consigue hay una gran fluctuación. Poco a poco, el mundo de las criptomonedas, o por ejemplo bitcoin, le está comiendo ‘market cap’ al oro a un paso agigantado. No supone ningún riesgo para los usuarios porque se pueden refugiar en una ‘stablecoin’, que ya tienen una referencia como valor. Una ‘stablecoin’ siempre está referenciada al dólar, al oro o al euro, y eso es una garantía para cualquier persona que quiere invertir en una reserva de valor. Yo realmente no estoy de acuerdo con que se asume un gran riesgo cuando se empieza a invertir en criptomonedas.

Algunos expertos apuntan que el dólar va a perder su estatus de moneda de reserva mundial y que será sustituido por el bitcoin u otra criptomoneda, ¿usted qué piensa?

Yo creo que tienen razón. Todos sabemos que se están creando dólares sin ningún respaldo. Simplemente es una promesa de pago. Además, se está produciendo una gran inflación que traerá sus consecuencias dentro de poco. El dinero que conocemos hoy en día, el fiduciario, es un dinero que arrastra una montaña inmensa de deuda y que prácticamente ningún país sabe cómo la va a hacer frente. Lo que va a suceder, posiblemente, es que va a haber un reseteo de todo este dinero que conocemos, y que muchos usuarios se van a refugiar y van a confiar más en el bitcoin y en estas monedas que en el dinero fiduciario.

Se habla mucho del bitcoin, pero también hay otras criptomonedas interesantes para los inversores, ¿no es así?

Ahora mismo hay propuestas de valor con monedas importantísimas como puede ser el Zerium y sus contratos inteligentes, o el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) que estamos desarrollando ahora mismo y que, a través de sensores, cualquier persona puede hacer micropagos y nanopagos al echar gasolina o en un supermercado. Estas nuevas monedas son una gran propuesta de valor y yo creo que se van a integrar en el sistema de las criptomonedas.

¿Cuándo cree que se implantará definitivamente esta gran revolución tecnológica (el dinero digital) en el mercado? ¿Estamos ante una revolución más lenta de lo que se pensaba en 2017?

No, yo creo que cuando una nueva tecnología llega requiere su tiempo porque hay un rechazo. Por ejemplo, los monopolios o las empresas que están ya constituidas y llevan mucho tiempo gestionando y controlando ciertos sectores, no ven bien que llegue una innovación o una tecnología que pueda competir con ellos. Pero yo creo que todo eso se va a romper como sucedió en los años setenta. Cuando llegaron los ordenadores se pensaba que solamente eran para jugar y mira lo que son hoy, sin Internet no podríamos ver el mundo. Yo creo que con las criptomonedas ocurrirá lo mismo, que en un plazo de ocho a diez años estarán integradas y estarán operando prácticamente en el 80% o el 90% del mercado.

Fuente: Bolsamania.com

¿Son un buen refugio las criptomonedas para ahorradores y empresas en una situación de crisis como la actual?

¿Son un buen refugio las criptomonedas para ahorradores y empresas en una situación de crisis como la actual?

La crisis sanitaria derivada de la pandemia lejos de contenerse crece a un ritmo preocupante a nivel internacional. De continuar esta situación, la incertidumbre seguirá incrementándose de forma exponencial entre las empresas y los inversores. La pregunta es ¿hasta dónde puede aguantar la economía? ¿Al final cuál va a ser la profundidad real de la crisis? Ante un panorama como éste, ¿en qué productos es aconsejable invertir? ¿En bolsa, en oro, en bonos? ¿Y en criptomonedas y criptodivisas? ¿Hay refugio en algún lugar para esta tromba? Despejamos dudas y analizamos los aspectos más relevantes con todo un experto y emprendedor en criptomonedas, Herminio Fernández de Blas, CEO de Eurocoinpay.

El futuro tiene la particularidad de hacerse presente antes de lo que, en demasiadas ocasiones, se piensa. La irrupción del Covid ha disparado las ventas de los e-commerce y las empresas logísticas que los sustentan, a pesar de la crisis de consumo interno generalizada por la que atraviesan la mayoría de los países. Transacciones online a través de pagos digitales (no necesariamente por medio de tarjetas, pues su mayor uso aún se realiza para el pago en tiendas físicas) que están arrinconando el dinero de papel.

La digitalización de la economía, de la actividad empresarial, el control del blanqueo de capitales y las medidas de los gobiernos más avanzados dibujan un escenario no muy lejano de desaparición o uso testimonial del papel moneda. La aplicación creciente de la tecnología blockchain para segurizar las transacciones y la consiguiente aparición de las criptomonedas está cambiando a un ritmo acelerado al sector financiero, sobre todo, en lo que se refiere a métodos de pago y al control de las operaciones. El mundo de las finanzas se encuentra de lleno en la revolución provocada por las fintech.

Eurocoinpay es un ejemplo señero de todo este proceso. A pesar de su corta trayectoria -ha contado con la cofinanciación de la Unión Europea y del gobierno español, y ha recibido el sello de Excelencia de la propia UE 2020- ya trabaja con más de 400 comercio tanto nacionales como internacionales. Ha sido una de las empresas pioneras en la operativa con criptomonedas en España, y ha desarrollado una aplicación con tecnología puntera que permite pagar cualquier servicio o producto con la criptomoneda que se desee.

Su CEO, Herminio Fernández de Blas, constata el crecimiento del uso y aceptación de las criptomonedas en los e-commerce y los TPV en tiendas. Aunque reconoce todavía la existencia de un cuello de botella, de resistencia por parte de algunos comercios y algunos sectores, tal vez más tradicionales, en admitir este tipo de pagos y transferencias. Esto hace que una de las funciones principales de este tipo de empresas sea la pedagogía entre empresas y clientes.

¿Qué seguridad aportan?

Desde el punto de vista técnico y de la seguridad de las operaciones, Fernández de Blas, recalca, y lo hace con insistencia, en que «las criptomonedas, gracias a su soporte en tecnología blockchain, son el medio de pago más seguro con el que contamos. Va dejando rastro en todo momento, su trazabilidad no deja lugar a dudas, por lo que cualquier tipo de operación es rastreable, incluso en los casos en los que el monedero asignado a una operación no tenga nombre».

Al igual que ocurre con otras tecnologías e innovaciones, hay países más avanzados que otros en el uso de este tipo de dinero. El máximo responsable de esta firma señala países como Japón, Corea y Singapur, los bálticos, principalmente Estonia, y los nórdicos como los mercados donde su extensión y proyección es a día de hoy mayor. De hecho, aunque Eurocoinpay nació y tiene su sede en España, está acogida a la legislación de Estonia, pues es con seguridad la más avanzada del mundo en este campo.

La armonización de la legislación es uno de los aspectos en los que todavía hay que avanzar en este segmento de actividad financiera. Así lo confirma Fernández de Blas: «Nos encontramos en un sector con un extraordinario potencial de desarrollo. Sobre todo, conforme se vaya regulando la actividad y se aporte seguridad jurídica. Buenos ejemplos para España son Francia y Alemania. Tengo confianza en que en un tiempo prudencial esto sea así, puesto que ya está avanzado el borrador de la Unión Europea que debe regular el sector».

La suma del avance tecnológico, el comportamiento de los usuarios, más la construcción de un marco legal acorde, hará que en menos de una década más del 40% de todas las operaciones de carácter financiero sean tecnológicas.

El valor de las criptodivisas

Además de ser dinero digital, ¿qué valores aportan las criptomonedas? La crisis económica, unida a la incertidumbre provocada por la pandemia, genera una gran volatilidad entre las divisas. Lo que impacta de lleno en el vaivén de las bolsas y en el margen de rentabilidad de un gran número de fondos y bonos.

En un escenario así, Fernández de Blas, asegura que las criptodivisas suponen una importante «reserva de valor», pues libera su cotización de la situación coyuntural de cada país o de las políticas económicas de cada gobierno de turno. Además, las criptomonedas pueden estar referenciadas a monedas estándar como pueden ser el euro o el dólar. De hecho, Eurocoinpay opera para un gran número de usuarios y clientes de la firma referenciando el dinero digital a la moneda europea, haciendo del euro una ‘stablecoins’ del valor variable que pueda tener en cada momento la criptomoneda elegida.

¿Y cuál es la posición frente al oro? Es cierto, que durante la pandemia el oro ha vuelto a ser un valor refugio con un crecimiento que ronda el 45%. Pero hay criptomonedas ya muy asentadas, como Bitcoin, que han crecido un 100% desde que se declarara la crisis sanitaria. Por eso, en opinión del fundador de Eurocoinpay, las criptomonedas van a ir comiéndole el terreno cada día más al preciado metal. Y asegura que Bitcoin acabará convirtiéndose en el gran depositario de stopflow, de remanentes de valor, puesto que se conoce el número total de unidades de esta moneda digital.

Aunque el oro ha crecido como valor refugio con la pandemia, aún lo ha hecho más la criptomoneda Bitcoin con un incremento del 100%

Pero no solo Bitcoin se está encargando de cambiar las coordenadas del dinero fiat, es decir, el sistema monetario tal y como lo conocemos ahora, con el dólar como gran referente, sino que Fernández de Blas apunta a proyectos muy serios y bien ideados, con un soporte tecnológico de gran calado, como son Ethereum o IOTA.

Además, recalcan desde la firma, que la tributación de las operaciones hechas en criptomonedas es igual a la de cualquier otra moneda estándar, puesto que es sencillo vincular cualquier tipo de transacción al monedero del usuario. Por lo tanto, se minimiza al máximo la posibilidad de fraude.

Proyección de futuro

La evolución de Eurocoinpay es paradigmática de lo que está sucediendo en el sector. Las previsiones que manejan son de crecimiento constante y continuado. En la actualidad, ya supera los 12.000 usuarios de su aplicación. Destaca la empresa que trabaja en especial la facilidad de uso y de navegación de su App, de modo que todo los usuarios puedan utilizarla de modo muy intuitivo y ágil.

Para el máximo responsable de la firma, el objetivo es alcanzar a final de año los 1.000 comercios, y aumentar la plantilla en más de 100 puestos en el plazo de un ejercicio. A este respecto, Fernández de Blas, subraya que los empleados de la empresa son fijos, y que su apuesta es por la estabilidad y cualificación de los profesionales, con el objetivo de que la calidad en la prestación del servicio sea máxima.

Fuente: Mercados 21.es