Categoría: Actividad EUROCOINPAY

La Junta apoya el proyecto leonés de criptomonedas de EurocoinPay

La Junta apoya el proyecto leonés de criptomonedas de EurocoinPay

La empresa basa su tecnología en el Blockchain

La Junta de Castilla y León se convierte en el primer organismo político en dar apoyo económico al mundo criptográfico al apoyar el proyecto de la leonesa Eurocoinpay. Así, el Gobierno regional le ha concedido varias subvenciones para continuar desarrollando su tecnología basándose en el Blockchain y las criptomonedas.

Se trata de una iniciativa cofinanciada por la Unión Europea y el Gobierno de España que ofrece a los usuarios la posibilidad de comprar y vender criptomonedas a través de su propio Exchange y también pagar cualquier servicio o producto con la cripto que el usuario desee, desde un café hasta cualquier otro tipo de transacción.

Herminio Fernández de Blas, CEO y fundador de EurocoinPay, pone en valor el apoyo del gobierno de Castilla y León y busca las sinergias para colaborar junto con los sistemas financieros tradicionales y los gobiernos para integrar la tecnología blockchain en un mundo donde cada vez se demanda más dicha tecnología dado que resuelve casos de uso reales para la sociedad.

Apuesta por la tecnología Blockchain

La pasarela de pagos de Eurocoinpay fue la única empresa cripto finalista de los últimos 18 proyectos admitidos el pasado mes de mayo en el Sandbox español y bajo la tutela del Banco de España, un entorno de pruebas que permitirá a la compañía leonesa seguir desarrollando su pasarela de pagos a través de tecnología Blockchain.

“El primer reto de la compañía ha sido el poder facilitar las transacciones con criptomonedas; queríamos que se pudiera emplear para hacer pagos al instante y tuvimos que hacer una bifurcación de Blockchain”, explica Fernández, quien apunta: “es mucho más sencillo ya que se puede hacer desde cualquier dispositivo móvil”.

Fuente: Castilla y León Económica

La Junta de Castilla y León apuesta por las criptomonedas

La Junta de Castilla y León apuesta por las criptomonedas

La Consejería de Economía y Hacienda concede tres subvenciones a EurocoinPay, una empresa leonesa que trabaja para “poder pagar cualquier servicio con monedas virtuales»

Hablar de criptomonedas todavía puede sonar a un idioma ininteligible, pero es cierto que cada vez son más las personas, empresas e instituciones que deciden apostar por el dinero virtual. Una de ellas es la Junta de Castilla y León que ha apoyado con varias subvenciones a una empresa con sede en León, EurocoinPay, en su proyecto de desarrollo tecnológico que “aúna todo lo que el inversor en monedas criptográficas estaba esperando”, asegura en su página web la empresa.

El CEO y cofundador de la empresa, Herminio Fernández de Blas, responde a la llamada de este periódico para explicar el proyecto. “Desde la política, el mundo bancario y los medios de comunicación se ha dado muy mala prensa al dinero virtual, y eso ha calado, sin embargo, es el método de intercambio monetario más seguro”, apunta. En su caso, el primer reto fue el de facilitar las transacciones con criptomonedas, dado que «queríamos hacer algo que se pudiera emplear para pagar un café, para pagar al instante y tuvimos que hacer una bifurcación de blockchain». Para los menos entendidos en esta materia, una criptomoneda se compone de dos partes, la red de pago (blockchain) que equivale a los bancos tradicionales y las monedas virtuales (bitcoin o eteherum, entre otras). El CEO admite que mucha gente ha perdido la ocasión de “ganar mucho dinero” con esta nueva moneda. “Si alguien hubiera invertido un euro en bitcois hace unos cuantos años, ahora tendría ocho millones de euros”, explica.

También se centran en las empresas, ya que con este sisteme de pago pueden «cobrar al instante» elegiendo «criptomonedas o euros y con las comisiones más bajas».

Fernández cree necesario recibir apoyo y regulación por parte de las instituciones para seguir avanzando. «Es complicado desde León poder competir con PayPal y con otro tipo de estas plataformas», afirma en relación a las plataformas de pago. Por este motivo, urge a la administración a regular su sector y reclama el apoyo público para su internacionalización, algo que sí está recibiendo de la Junta de Castilla y León. “No es más que una ayuda, pero en este caso y como pasa con otros Gobiernos, son apuestas por la tecnología subyacente de blockchain”. La nacional leonesa se califica como  una empresa que va «mucho más allá de una aplicación de pagos, de una simple criptomoneda, un Exchange o un token especulativo, se trata de un poderoso proyecto que aúna todo lo que el inversor en monedas criptográficas estaba esperando».

«Es una ayuda a una empresa innovadora»

Por otro lado, este periódico se ha puesto en contacto con la Consejería de Economía y Hacienda para conocer más sobre esta inversión. “No es más que una ayuda que se hace a una empresa innovadora, pero no, la Junta no apuesta por la criptomoneda, la Junta apuesta por un proyecto innovador”, apunta. “Le hemos dado ayudas para desarrollar una plataforma de divisas convencional y digital y también para comercializar pasarelas de pago”, insisten desde el departamento de la Junta. Sin embargo, la propia empresa leonesa lo deja bien claro en su página web:  “EurocoinPay es una aplicación desarrollada bajo la más tendente tecnología que permite poder pagar cualquier servicio o producto que compres o contrates con la criptomoneda que tú desees”.

En concreto a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) se les ha dado subvenciones para desarrollar un proyecto de I+D+i, otro de innovación y otro de internacionalización. En este caso para el desarrollo de una plataforma internacional de divisas convencionales y digitales, y en la internacionalización “para crear pasarelas de pagos, con dinero convencional pero no se excluye que también lo hagan con criptodivisas”, apuntan desde la Consejería. “Es una empresa más de las denominadas startups por las que apostamos, pero “la criptomoneda es un ámbito que se sale de la tecnología para entrar en lo financiero”, sentencian.

En su caso, EurocoinPay utiliza el ECTE, el EurocoinToken, una moneda que permite pagar en establecimientos como El Corte Inglés, Repsol o Bricotex o en Silux Internacional, entre otros. Herminio Fernández cree que esta cibermoneda supone devolver la soberanía del dinero. “Yo le llamo el dinero de los pueblos, porque puedo enviar a un país del Tercer Mundo donde no tienen servicios bancarios. Puedo mandarlo en tres segundos donde antes no podían y puedo crear riqueza donde antes no la había”. 

Fuente: El Español

Herminio Fernández en Negocios TV

Herminio Fernández en Negocios TV

Hoy queremos compartir contigo la intervención de nuestro CEO en Negocios TV, el canal de televisión de información económica en español, en el que cuentan la actualidad financiera de una manera diferente, pensando en sus televidentes y en lo que les interesa.

«Negocios TV» son unos apasionados de la tecnología y la innovación y te ayudan a identificar donde hay una buena oportunidad. Los puedes ver en su canal de YouTube, en el canal 125 de Movistar TV, en breve en TDT y ya en las principales plataformas digitales: iOS, Android, Fire TV o Alexa e incluso los puedes encontrar en formato podcast, en Spotify y Apple Podcast.

El CEO de EurocoinPay cree que es un ataque organizado: “Muchos gobiernos trataron de acabar con Internet y ahora van a por las criptomonedas”

El CEO de EurocoinPay cree que es un ataque organizado: “Muchos gobiernos trataron de acabar con Internet y ahora van a por las criptomonedas”

  • Herminio Fernández, CEO de EurocoinPay, opina que, como antes sucedió con Internet, hay sistemas financieros y países que «han organizado un ataque orquestado» contra las criptomonedas.
  • Afirma que, en la actualidad, entre el 32% y el 33% de lo que consume la minería de bitcoin y otras criptodivisas son energías renovables, “y esa cifra será del 70% u 80% en 10 años”.

Su pasión por el mundo de las criptomonedas y todo lo que tiene que ver con el ecosistema criptográfico se nota desde la primera pregunta. Es Herminio Fernández, CEO de EurocoinPay, que no tiene remilgos en afirmar durante una entrevista con Business Insider España que hay sistemas financieros y países que «han organizado un ataque orquestado contra las criptomonedas”

En los últimos meses son muchas las voces críticas contra el gasto energético y el consumo medioambiental de la minería de monedas virtuales. Lo que ha provocado, entre otros factores, que el precio de bitcoin, ethereum y otras criptodivisas haya entrado en una continuada tendencia bajista. Para Fernández, es algo «parecido a lo que se vivió en los años 90», cuando empezó Internet. El argumento fue que eran 4 frikis. «Muchos gobiernos trataron de acabar con Internet, pero no pudieron, y ahora van a por las criptomonedas».

El directivo asegura que las administraciones se están alarmando porque ven como los bancos van entrando en el sector criptográfico: “Por eso hay tanto interés en crear monedas virtuales públicas que dependan de los bancos centrales. Las criptomonedas devuelven la soberanía del dinero a los ciudadanos”. No ansía el fin del sistema financiero tradicional, sino que sostiene que “ambos modelos son válidos y que se deben buscar sinergias”. 

“De aquí a 10 años, el 70% o el 80% de la minería de bitcoin se hará con energías renovables”

Volviendo al extendido reproche sobre lo perjudicial de bitcoin para el medioambiente, Fernández asegura que el consumo de los mineros de criptomonedas equivale al de un país como España y el 32% o 33% de ese gasto es con energías renovables. Este porcentaje, afirma, “será del 70% o el 80% dentro de 10 años”.

Las criptomonedas tienen un coste, si no, opina, “no serían un buen dinero”. Subraya que, desde 2009, “no ha habido ni una sola transacción fraudulenta de divisas digitales, es decir, que tiene una red de pagos muy segura, que no puede fallar. Por eso hay millones de ordenadores conectados a esa red, que se llama blockchain. Estas máquinas tienen un coste computacional muy alto, y ese es el gran gasto”. Para él, “no hay ni punto de comparación” entre el dinero convencional y las criptomonedas: “Consume mucho más el dinero fiat”. 

Pone el ejemplo del dólar con un intrigante argumento: “El dólar tiene un consumo que es talar el bosque para hacer los billetes y se utiliza química para imprimir los billetes (que contamina los ríos). Además, para que todo el mundo use el dólar está detrás el mayor ejército del mundo. Y el dióxido de carbono que consume este ejército es mayor que el que consume España entera. Muchos países no usarían el dólar si no les obligaran”. 

Fuente: Business Insider

¿Pueden las criptomonedas ser sostenibles y consumir menos energía?

¿Pueden las criptomonedas ser sostenibles y consumir menos energía?

La segunda criptomoneda más conocida, ethereum, abandonará pronto el minado tradicional y lo cambiará por un sistema que consumirá un 99,5% menos.

La red de bitcoin tiene un alto consumo de electricidad, mayor incluso al de muchos países, pero los expertos consultados por Europa Press aseguran que existen formas de reducirlo al cambiar el método de minado.

Sin ir más lejos, la segunda criptomoneda más conocida, ethereum, ya se ha movido en este sentido y pronto abandonará el minado tradicional. Lo cambiará por el sistema llamado «prueba de participación», del inglés proof-of-stake, que consumirá un 99,5% menos.

«La principal solución para reducir el consumo de energía de las criptomonedas es invertir y hacer la transición a mecanismos de consenso y minado más eficientes energéticamente», ha destacado en declaraciones a Europa Press el responsable de Desarrollo de Negocio de South Pole, Mauro Accurso.

Accurso ha señalado que ya existen varias redes blockchain con un impacto ambiental por transacción mucho más bajo y ha defendido que para las que sigan funcionando con mecanismos «proof-of-work» de consenso y minado tradicionales, la solución a largo plazo es «asegurarse de que la energía que utilizan provenga en su totalidad de fuentes renovables».

El consejero de EurocoinPay, Herminio Fernández, coincide con lo señalado por Accurso y ha precisa, en declaraciones a Europa Press, que el minado «proof-of-stake» no consume tanta electricidad porque «no necesita unidades tan potentes de cálculo, son ordenadores «casi» normales».

Lo positivo de esta criptomoneda es su seguridad extrema y, para eso, necesita una red de ordenadores brutal

Herminio Fernández, consejero de EurocoinPay

No obstante, si bien muchos token se están adaptando a esta prueba de trabajo, Fernández no cree que vaya a ser el caso del bitcoin. «Lo positivo de esta criptomoneda es su seguridad extrema y, para eso, necesita una red de ordenadores brutal», ha destacado.

Para el responsable de Bit2me en España, Javier Pastor, la clave no es el cambio del protocolo a ‘proof-of-stake’, sino que lo importante es comprobar de dónde procede esa energía, y recuerda que un 30% de la que se produce a nivel mundial se desperdicia. Además, ha destacado a Europa Press que esta nueva forma de obtener las criptomonedas podría ser menos segura que la que se ha venido utilizando hasta ahora.

Según el Cambridge Center for Alternative Finance (CCAF) de la Universidad de Cambridge, el bitcoin representa el 0,37% de la producción total de electricidad a nivel global y el 0,43% de su consumo.

Si bien en un primer momento estas cifras pueden parecer bajas, la realidad es que toda la red consume más electricidad que Finlandia, Bélgica o Chile, entre otros. Asimismo, podría satisfacer las necesidades de electricidad de la Universidad de Cambridge durante 528 años, entre otros ejemplos.

Su gran consumo es la razón por la que Tesla dejó de aceptar la criptomoneda como método de pago, tal y como explicó su consejero delegado, Elon Musk, a través de una publicación en Twitter.

«Estamos preocupados por el rápido incremento del uso de combustibles fósiles en el minado y las transacciones de bitcoin, especialmente el carbón, que es el que peores emisiones tiene de todos ellos», explicó Musk el pasado 13 de mayo.

El bitcoin representa el 0,37% de la producción total de electricidad a nivel global y el 0,43%, según la Universidad de Cambridge

Además, añadió que si bien las criptomonedas «son una buena idea» y tienen un futuro «prometedor», no puede ser a costa de tener un gran coste para el medio ambiente.

Aunque las comparaciones son preocupantes, la directora de impacto de Portocolom AV, Ana Guzmán, ha explicado a Europa Press que no es fácil saber cuánta energía debería consumir cada industria.

«La respuesta no es fácil, y depende de cómo se considere el papel que las criptodivisas, pueden llegar a jugar en la sociedad», ha señalado, y ha añadido que no se debe confundir el consumo de energía con las emisiones de carbono asociadas a este consumo.

Un informe reciente de Bank of America recuerda que la mayor parte del minado tiene lugar en los países emergentes, sobre todo en China, que concentra dos tercios del minado a nivel global, aunque acaban de prohibir tanto esta actividad como el pago con bitcoin. De lejos le siguen Estados Unidos, Rusia, Kazajistán, Malasia e Irán.

Guzmán pone de relieve que el 39% de la energía utilizada para este minado en China viene de la energía hidráulica por las minas localizadas en Sichuan y Yunnan, y más del doble de la utilizada en USA, según datos del CCAF.

La mayor parte del minado se realiza en países emergentes. China concentra dos tercios del minado mundial

«Conforme más grupos de interés están poniendo el foco en el elevado impacto negativo de la minería de criptodivisas en las emisiones de gases de efecto invernadero, se están llevando a cabo más iniciativas para reducir el impacto ambiental negativo», ha destacado Guzmán, que cree que una vez que la industria madure y en paralelo el uso de energías alternativas a las fósiles se normalice, el uso de las mismas será más y más común.

Un ejemplo de estas iniciativas es el Crypto Climate Accord, que tiene como objetivo que la industria llegue a 100% renovable en 2025 acelerando el despliegue de energía eólica y solar.

Además, están desarrollando un software de código abierto que permitirá que los operadores de la red eléctrica, las empresas de renovables y los productores de cripto puedan trabajar juntos para verificar el origen de la energía, explica Accurso.

Fernández ha incidido en declaraciones a Europa Press que «la comunidad está tomando conciencia de este tema» y que calculan que de aquí a siete u ocho años toda la energía que se consuma en la minería será 100% renovable.

¿Más contaminantes que el oro?

Las criptomonedas se presentan en ocasiones como una alternativa de refugio de valor al oro y algunos analistas han llegado incluso a considerarlas una suerte de «oro digital».

A nivel medioambiental, el responsable de Next Generation e Investigación Económica de Julius Baer, Norbert Rücker, explica en un informe reciente que si se tiene en cuenta el precio actual del bitcoin, comprar una criptomoneda tiene el mismo impacto medioambiental que un vuelo de ida y vuelta de Zurich a Berlín, es decir, 200 kilogramos de CO2.

Por otro lado, la compra de un lingote de oro tiene el mismo impacto que comer una buena hamburguesa o una «fondue» de queso suizo, unos 10 kilogramos de CO2.

Si bien la balanza se inclina más hacia el oro según el análisis de Julius Baer, la situación podría cambiar si lo que se tiene en cuenta es el sistema financiero tradicional en su conjunto.

Pastor ha defendido en este sentido que el coste energético que tiene la red de bitcoin es medible porque se sabe cuánto consumen las máquinas que se utilizan para minar, pero el impacto del conjunto del sistema financiero es imposible de calcular, a lo que se ha de sumar el de las empresas a las que los bancos tradicionales prestan dinero.

Fuente: Forbes

El CEO de Eurocoinpay: “El bitcoin puede bajar hasta los 25.000 dólares, pero luego irá para arriba como un tiro”

El CEO de Eurocoinpay: “El bitcoin puede bajar hasta los 25.000 dólares, pero luego irá para arriba como un tiro”

  • Asegura que las ballenas y los fondos de inversión están muy interesados en que los pequeños inversores suelten sus bitcoins para cogerlos ellos a un precio más barato: “Por eso, el bitcoin seguirá bajando, y después escalará a toda pastilla”.
  • Defiende que el bitcoin no es ninguna burbuja, porque estas caen al suelo cuando se pinchan y esta criptomoneda no. Además, afirma, “las burbujas se producen con activos financieros y el bitcoin es un activo monetario”.

Están siendo semanas complicadas para el bitcoin. Tras alcanzar, allá por mediados de abril de 2021, cifras históricas que rozaban los 65.000 dólares (unos 54.000 euros), en estos momentos –según CoinMarketCap– oscila alrededor de los 36.000 dólares tras una nueva jornada de caídas. Y es probable que vaya a peor, al menos eso es lo que opina Herminio Fernández, CEO de Eurocoinpay, que afirma que el bitcoin puede caer hasta los 25.000 dólares (20.000 euros). Pero calma, que también está seguro de que, después, “irá para arriba como un tiro”. 

El anuncio de que China prohibía bitcoin y el resto de criptomonedas a las instituciones financieras y entidades de pago. Y, antes, el de Tesla informando de que ya no admitiría la criptomoneda como medio de pago para sus coches, son 2 de los motivos que provocaron el hundimiento de bitcoin en las últimas semanas. 

Por si fuera poco, este 4 de junio de 2021, Elon Musk ha vuelto a ejercer el enorme poder que tiene sobre las criptodivisas y, tras un tuit en el que se burla de bitcoin, ha hecho que esta baje hasta los 35.000 dólares, tras cerrar el día anterior en 39.208,77 y alcanzar un máximo de 39.478,95.

https://twitter.com/elonmusk/status/1400620080090730501?s=20

“Las ballenas y los fondos institucionales quieren que los pequeños inversores suelten sus bitcoins para cogerlos ellos”

Algo destacado de este periodo de caída del bitcoin, es que las ballenas (las billeteras digitales que acumulan grandes cantidades de esta criptomoneda) han adquirido muchos bitcoins (han comprado la caída), lo que indica que su barrunto –al igual que el de Fernández– es que volverá la tendencia alcista. 

Un estudio de Chainalysis señala que fueron los pequeños inversores los que, principalmente, decidieron vender bitcoins durante esta crisis, y que esas ballenas (o grandes inversores) adquirieron alrededor de 77.000 (al precio actual serían casi 3.000 millones de dólares).

También apunta en esa dirección el CEO de Eurocoinpay, para argumentar el porqué de la debacle de esta criptomoneda: “Las ballenas y los fondos institucionales quieren comprar bitcoin más barato, es decir, que hay muchos intereses en que los pequeños inversores (‘las manos blandas’) suelten lo que tienen para que lo cojan ellos”. Por ese motivo, matiza, “creó que el bitcoin bajará aún más y después escalará a toda pastilla”. 

A esos inversores pequeños, Fernández –un entusiasta de las criptomonedas– les dice que aguanten, que tengan paciencia, porque “el bitcoin no es ni una burbuja ni una estafa”. En su día, recuerda, “ya estuvo en 20.000, cayó a 3.000 y volvió a subir. Cuando pinchas una burbuja se va a al suelo. Además, las burbujas suceden con los activos financieros y bitcoin es un activo monetario”.

Fuente: Business Insider

EurocoinPay & SandBox

EurocoinPay & SandBox

Estamos felices de anunciar una de las noticias más esperadas por el equipo de EurocoinPay en los últimos días, por todo lo que supone tanto para EurocoinPay como para el resto del sector financiero español.

Hemos sido elegidos como uno de los 18 proyectos que entrarán a formar parte del Sandbox regulatorio en España. Todo gracias a nuestro proyecto «EurocoinPay Tpv virtual y App» con tecnología Blockchain, BigData e Inteligencia Artificial. Nuestro Token ECTE permite hacer pagos inmediatos de forma global en 2-3 segundos y podrá competir con medios de pago gigantes de América y Asia que ahora representan el 95% del mercado Europeo,

¿Qué es el Sandbox?

El Sandbox se refiere a campos de pruebas para modelos de negocio innovadores que no están protegidos ni por la regulación actual ni supervisados por las instituciones reguladoras. En otras palabras, es un entorno de pruebas que permite innovar sin riesgos regulatorios.

Debido a la aparición de nuevas tecnologías que han acelerado en los últimos años la transformación digital, han surgido nuevos modelos de negocio con propósito de reinventar y optimizar el sector bancario. Por ello, la llegada a España de un Sandbox permitirá acelerar mucho más la curva de aprendizaje de los diferentes organismos reguladores ante estos nuevos modelos. Ya que en bastantes ocasiones aparecen proyectos que no cuentan con una regulación a la que poder atenerse, o en la que poder encajar su oferta de servicios, lo cual puede llegar a suponer una pérdida de competitividad para ese proyecto.

¿Nuestro proyecto?

Teníamos claro que queríamos presentar un proyecto innovador que ofreciera soluciones reales para las personas a través de criptomonedas y dinero digital.

El objetivo del proyecto es implementar una solución de pagos basada en la tecnología Blockchain, Inteligencia Artificial y BigData.

Nuestro Tpv virtual permite pagar a usuarios de forma global con la criptomoneda que deseen o también con euros, las empresas reciben sus cobros en la criptomoneda que deseen o también en euros etc. estos pagos se depositan en las empresas en un tiempo máximo de 5 segundos de forma segura, los pagos se registran en una blockchain privada y la red pública de IOTA

Nuestra App permite pagar con criptomonedas en comercios físicos con dispositivos móviles a través de código QR, número de teléfono o código alfanumérico, permiten enviar remesas de dinero de forma global a más de 2.500.000.000 de personas del tercer Mundo que no tienen acceso a servicios bancarios y gracias a Eurocoinpay reciben sus remesas de forma inmediata, permitiendo crear riqueza donde antes no podían.

Nuestro Exchange permite comprar y vender criptomonedas con tarjetas bancarias o transferencias.

Eurocoinpay supone una garantía para nuestros usuarios, ya que estamos avalados y supervisados por el banco de España.

Haber sido seleccionados por el Sandbox supone una palanca de confianza en una empresa Blockchain de criptomonedas, una tecnología que supone una genialidad y un regalo al mundo.

EurocoinPay visiona un mundo donde los coches circularan sin conductores, donde estos coches repostaran electricidad en estaciones de servicios atendidas por máquinas y estos serán reparados en talleres digitales donde no habrá mecánicos, y todos estos pagos se harán de máquina a máquina con monedas digitales criptomonedas, entendemos que el país que lidere la innovación y la tecnología liderara las reglas del juego en el futuro, sabemos que nuestros jóvenes no podrán buscar trabajo lo tendrán que inventar.

Herminio Fernández CEO Eurocoinpay

Qué riesgos tienen las divisas virtuales para los particulares

Qué riesgos tienen las divisas virtuales para los particulares

Los supervisores intensifican sus advertencias ante el rally que han propiciado los tipos cero y la gran liquidez

Su enorme volatilidad y la posibilidad de sufrir una estafa se añaden al hecho de no ser un activo regulado

Qué riesgos tienen las divisas virtuales para los particulares

En un principio, el bitcoin, hoy día el rey de las criptomonedas, era visto como un fenómeno casi anecdótico que solo suscitaba interés entre unos pocos inversores. Pero hace tiempo que eso cambió. Si bien ya tuvo un primer momento de fama hace un lustro, cuando registró notables subidas de precio, no fue hasta el año pasado que volvió a llamar la atención del gran público en medio de una fuerte revalorización que elevó el precio de la moneda un 305% en 2020. La escalada continúa en 2021 y ya sube un 100% desde finales de diciembre.

A medida que el precio repunta, el interés por la moneda también lo hace, de forma casi exponencial. Incluido el que muestran las autoridades. En las últimas semanas, supervisores de los mercados como la CNMV española, la FCA británica o banqueros centrales de la talla de Jerome Powell, el presidente de la Reserva Federal Estadounidense (FED), han intensificado sus advertencias sobre el fuerte componente especulativo del bitcoin y los elevados riesgos que conlleva la inversión en este volátil activo. Y el mensaje de todos los organismos que vigilan, con sus virtudes y sus defectos, por el buen funcionamiento del sistema financiero es unánime al avisar de que quien invierta en bitcoin puede llegar a perder todo su dinero.

El presidente de la FED, Jerome Powell, ha sido una de las últimas autoridades en cargar contra el bitcoin y el resto de monedas digitales. De entrada, Powell prefiere usar el término “criptoactivos” más que “criptodivisas”. “Son muy volátiles y por lo tanto no son útiles realmente como valor reserva, no están respaldados por nada y son un activo para especular y no un medio de pago”. Powell fue más allá y al referirse a las criptodivisas de tipo de cambio estable, aquellas cuya credibilidad se basa en una moneda tradicional, y observó que “tendrán un rol importante con la regulación pertinente, pero ese rol no será el de formar la base de un nuevo sistema monetario global”.

Herminio Fernández, consejero delegado de la plataforma de pagos con criptomonedas Eurocoinpay, sí cree que los supervisores y los bancos centrales permanecen vigilantes porque ven que ha llegado una nueva competencia. “Yo aquí veo dos sistemas financieros. Uno que es el sistema de siempre que, aunque está desarrollando también monedas digitales, va a ser como hasta ahora. Y por otro lado el sistema generado en torno al blockchain. Este último es descentralizado y va ganando en popularidad entre personas y empresas”. Según Fernández, las posibilidades que ofrece el mundo blockchain y las redes de pago que van surgiendo están facilitando que cualquier persona a golpe de clic pueda enviar y recibir dinero en cuestión de segundos.

Joaquín Rivera, analista económico de Arcano Partners, también señala hacia la competencia que suponen los criptoactivos. “La incómoda realidad es que los bancos centrales se enfrentan a la competencia de la tecnología nacional e internacional, amenazando los sistemas lentos y caros de liquidación y compensación, pero no vemos en ningún caso que las criptomonedas que no sean emitidas por los bancos centrales amenacen a la divisas actuales, de ahí que no se hayan regulado todavía”, expone el experto.

El bitcoin surgió por tanto como una suerte de alternativa al empleo del dinero tradicional –atrayente en muchos casos para el blanqueo de dinero– y encontró en la tecnología blockchain el aliado necesario para su desarrollo. Pero su uso como medio de pago apenas ha calado, aunque sí haya elevado la presión sobre los bancos centrales para que se pongan manos a la obra para lanzar sus propias divisa digitales. En la práctica los usos reales del bitcoin son casi testimoniales, como el anuncio realizado por Tesla de que se podrán comprar en EE UU sus coches eléctricos con bitcoin.

¿Riesgo financiero?

Pese a que no se consideran un riesgo como tal para el sistema financiero, ya que las criptodivisas están muy lejos de haberse extendido como un medio de pago alternativo, sí que son percibidas por los reguladores como una amenaza para los pequeños inversores. Atraídos estos por agresivas campañas de marketing y la promesa de una rápida rentabilidad, los supervisores de los mercados se afanan en recomendar cautela.

A mediados de enero, la FCA británica dijo ser consciente de que algunas firmas están ofreciendo servicios de inversión o de préstamo en criptoactivos prometiendo altas rentabilidades a cambio. “Invertir en criptoactivos o realizar préstamos con ellos por norma general implica asumir un riesgo muy elevado. Si los consumidores deciden invertir en ese tipo de activos, deberían estar preparados para asumir la pérdida de todo su dinero”.

En España, a primeros de marzo se modificó la ley que rige al mercado financiero para que la CNMV pueda supervisar cada campaña de publicidad de criptoactivos. El jefe del supervisor, Rodrigo Buenaventura, afirmó la semana pasada que en este tipo de productos la formación de precios no es transparente y conlleva un elevado componente es­pecu­lativo que puede derivar incluso en la pérdida total de la inversión.

Las razones de la subida

El bitcoin es un mercado con unas características peculiares. Primero, por su relativamente pequeño volumen frente a su valor total. Según datos de Bloomberg, el mercado total de bitcoin rondaba el miércoles un valor de 1,1 billones de dólares. El jueves de la anterior semana, el precio bajó un 3,79% mientras que el volumen de transacciones real, según datos de Bitwise, ascendió a unos 11.000 millones de dólares. Esta foto muestra que con muy poco volumen es posible generar grandes oscilaciones de precio. Las manos fuertes son más fuertes de lo habitual en este tipo de activos.

Si hace cinco años el argumento para sostener el valor de la moneda pasaba por una posible revolución en el mundo de los pagos, abandonada prácticamente por completo la posibilidad de que se convierta en un medio de pago extendido debido a su volatilidad, la tesis para la subida de precios pasa ahora por el aumento de la inversión institucional y el que, según diferentes expertos, es percibido como una nueva alternativa para la construcción de carteras. No en vano, el actual entorno de tipos de interés en mínimos y abundantísima liquidez es el caldo de cultivo perfecto para la toma creciente de riesgos.

Efectivamente, la inversión institucional ha crecido con empresas de renombre como Tesla apostando por destinar dinero a la compra del activo. No obstante, el pasado miércoles, según datos de Bloomberg, el valor total de todos los fondos de inversión y productos cotizados basados en bitcoin ascendía a 47.376 millones de dólares. Es decir, un 4,3% del mercado en manos de inversores profesionales.

Rivera recuerda que el dinero es dinero si cumple tres funciones: “Acumular valor a largo plazo, si actúa como medio de pago y si es una forma de contar. Bitcoin no cumple con rigor dos de las tres. No es realmente útil como depósito de valor por la volatilidad del 80% cuando lo normal es el 4%, no es un medio de pago por los altos costes de transacción derivados de los costes energéticos, y sí que cumple como unidad de cuenta, pero recordemos que una barra de pan de un euro vale 0,000021 bitcoin, por lo que no facilita totalmente los cálcu­los económicos”. “El momento actual es de elevadísima incertidumbre macroeconómica y escasean los activos que cumplan las funciones de “cobertura de riesgos”, como puede ser el oro. De ahí que la demanda de criptomonedas esté ahora mismo disparada”, prosigue. Pero pese a la tentación que plantea el bitcoin a numerosos gestores, domina la prudencia.

Vincent Vinatier, gestor de cartera de fintech y finanzas en Axa IM, afirma que en su compañía no son especialmente partidarios de las criptomonedas en general. “Desde mi punto de vista, bitcoin no es un activo invertible: no hay flujos de caja, ni valor residual, ni valor de uso, y es demasiado volátil para ser utilizado como medio de pago. En nuestra opinión, es un activo es­pecu­lativo que podría valer 10 dólares o 10 millones de dólares”.

”Tendrá que transformar el potencial en resultados para sostener su propuesta de valor”, añaden desde Deutsche Bank, donde destacan el paralelismo entre el bitcoin y Tesla.

¿Hay estafas?

Rotundamente, sí. Y es un gran riesgo a tener en cuenta. La red blockchain en la que se basa el bitcoin no ha sido hackeada, pero sí se han producido multitud de robos y de estafas en las plataformas que ofrecen servicios en este segmento del mercado. Desde crear firmas o criptoactivos de la nada para posteriormente desaparecer con todo el dinero de los inversores, a sofisticados esquemas Ponzi camuflados de soluciones tecnológicas innovadoras, pasando también por robos en los exchange, las plataformas de compraventa de criptomonedas. A falta de una regulación, que en el caso europeo está en proceso pero tardará aún en llegar, la cautela es el gran muro que se interpone entre invertir o ser estafado.

“Cuando tú vas a hacer una inversión, ya sea en criptomonedas o en otro activo, lo primero que hay que hacer es conocer bien el activo en el que te estás planteando entrar, porque el dinero cuesta mucho ganarlo y es fácil perderlo. En segundo lugar, hay que ver que la plataforma mediante la cual se va a comprar bitcoin es segura realmente. Saber que hay una empresa auténtica detrás, que existe esa empresa y que luego, una vez que compras ese activo digital, se tenga la posibilidad de llevarlo a un monedero virtual solamente controlado por la persona inversora, teniendo en su poder las claves privadas y las públicas. Nunca hay que creer en propuestas de gente que prometa unas rentabilidades del 2% semanal o del 20% mensual porque son estafas”, recomienda al respecto Fernández.

Popularidad por geografías

La fiebre bitcoin tiene ecos en prácticamente todos los países del mundo, pero es más intensa en unos que en otros. Herminio Fernández reflexiona al respecto, “por ejemplo Argentina, Colombia, Italia, Grecia, Portugal o España están a la cabeza de usar activos digitales”.

El experto considera que la explicación es una suma de factores. De un lado, son países donde la información financiera no está tan extendida entre la población y, por lo tanto, no se percibieron igual que en otros países las llamadas a la cautela. Por otro, algunos de ellos son países en los que las divisas tradicionales han fallado en su misión, ya sea por una elevada inestabilidad o por los estrictos bloqueos de movimientos de capitales como es el caso de China. La idea de fondo no es otra que la de que cuando falla el sistema tradicional, se abren resquicios para que entren las criptomonedas.

Fuente: Cincodias.elpais.com